Confiesa 600 ejecuciones líder de "La Mano con Ojos": PGJEM

jueves, 11 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El procurador general de Justicia del Estado de México, Alfredo Castillo Cervantes, anunció la captura de Óscar Osvaldo García Montoya, El Compayito, líder de la organización criminal “La Mano con Ojos”, brazo operativo del cártel de los Beltrán Leyva en esa región. Luego de recordar que las autoridades ofrecían por dicho delincuente una recompensa de cinco millones de pesos, el funcionario reveló que, en su declaración ministerial, El Compayito confesó haber asesinado a más de 600 personas. Además, admitió su participación en la masacre de 24 personas en La Marquesa, Estado de México, el 25 de noviembre de 2008. El procurador mexiquense afirmó que la captura de García Montoya, un desertor de la Marina Armada de México originario de Guasave, Sinaloa, se efectuó sin que se disparara una sola bala, aunque reconoció que en el operativo desplegado para su captura se cometieron errores, como la errónea incursión en las casas del poeta Efraín Bartolomé y de la investigadora universitaria Patricia Magaña. En dicho operativo participaron elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la del Distrito Federal (PGJDF). Los federales fueron los que, a decir del escritor, allanaron su casa, hicieron destrozos y se robaron algunas de sus pertenencias. Castillo Cervantes confirmó que la detención de El Compayito se llevó a cabo en la colonia Torres de Padierna, al sur de esta ciudad, y que el operativo fue la culminación de siete meses de investigaciones. En la conferencia de prensa, donde fue presentado ante la prensa el líder de la organización “La Mano con Ojos”, el procurador mexiquense señaló que García Montoya, de 36 años, tenía en su poder una pistola calibre .9 milímetros. Según el funcionario, el delincuente reveló que este fin de semana planeaba matar y descuartizar a seis personas de su propia organización criminal, debido a que sospechaba que ya no deseaban trabajar para él. Antes de pasar a las filas de la delincuencia organizada, García Montoya recibió instrucción militar de los kaibiles, miembros de élite del Ejército guatemalteco. Además, fue policía municipal en La Paz, Baja California Sur, y en Los Mochis, Sinaloa. Ya como miembro del narcotráfico, al que se unió en 2002, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, El Compayito fue guardaespaldas y jefe de sicarios de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie; de Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, y de Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, conocido también como El jefe de jefes. También de José Jorge Balderas, El JJ, agresor del futbolista paraguayo Salvador Cabañas, en enero de 2010. El procurador del Estado de México destacó que “La Mano con Ojos” incrementó en años recientes su actividad delictiva en territorio mexiquense y en el Distrito Federal. Castillo Cervantes recordó que la PGJEM ha dado golpes importantes a “La Mano con Ojos”; el más reciente, el lunes pasado en Coacalco, donde fueron detenidos cuatro miembros de la organización, entre ellos un adolescente de 16 años. En total, agregó, la PGJEM ha capturado a 29 secuaces de El Compayito.

Comentarios