Reanudará Sicilia el miércoles diálogo con legisladores

domingo, 14 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de una suspensión de dos semanas el poeta Javier Sicilia confirmó el reinicio del diálogo con el Poder Legislativo el próximo miércoles 17 pero insistió en que no se puede aprobar la Ley de Seguridad Nacional como lo pretende el PAN, PRI y PRD dando legitimidad al uso indiscriminado de las fuerzas armadas en tareas de seguridad  pública y de lucha contra el crimen organizado. Después de una marcha de cuatro horas que partió del Museo de Antropología y que hizo una parada en la residencia oficial de Los Pinos, que curiosamente no estaba custodiado por los militares del Estado Mayor Presidencial como normalmente lo hacen, en un mitin realizado frente a la nueva sede del Senado de la República, Sicilia pidió por primera vez que los cárteles se desarmen y manden un mensaje de paz a la ciudadanía y a la nación que, dijo, han desangrado. Aunque en otras ocasiones el líder moral del nacimiento por la paz con justicia y dignidad ya se había dirigido a los distintos grupos criminales, esta vez fue más enfático, incluso les pidió depusieran sus armas y que pidieran perdón a las miles de víctimas que han asesinado o desaparecido. “Llamamos también a los señores de la muerte a que en nombre de esa hermosa palabra vuelvan sus ojos a su corazón y detengan su crueldad, su odio, sus ansias de poder. Nada, nada de lo que puedan desear vale más que una vida. En nombre de ella, del tremendo dolor que han causado y se han causado, pidan ustedes también perdón a la nación –su nación–, a ustedes mismos y a las víctimas a las que tanto han dañado, y volvamos a encontrarnos allí, en la paz, en ese suelo que permite lo único que hace posible la vida y que se llama amor. “Dejen de matar, dejen de degollar, dejen de destruir la vida. Con sus actos están desangrando a su propio país, a su tierra y destruyendo la vida de los suyos. Las muertes que llevan a cuestas son las losas de sus propias tumbas Cada vida que respeten, señores de la muerte, será entonces un latido en sus corazones y acrecentará la fuerza y la riqueza de la conciencia que rechaza la muerte y sólo sabe del afecto, de la amistad y de la entrañable e irrepetible humanidad de cada uno. Dejen que la vida vuelva a respirar y depongan y entreguen sus armas”, dijo Sicilia. A la marcha asistieron cientos de personas, muchas de ellas familias de víctimas asesinadas o desaparecidas de varios estados del país y de la Ciudad de México que presentaron sus testimonios frente al Senado de la República. Al cruzar la glorieta del Ángel de la Independencia se encontraron un grupo de la campaña No más Sangre que están en contra del diálogo de Calderón quienes les gritaron a los seguidores de Sicilia “ni besos ni escapularios terminaran con esta guerra”.  Sin detenerse a confrontar, la marcha por la paz siguió su camino a la sede del Senado donde se realizó un mitin en donde presentaron sus testimonios una decena de familiares de víctimas. Entre los nuevos testimonios que se presentaron fue el de la señora Karitina Vargas, del estado de Morelos, madre de un joven llamado Fernando quien fue acusado de asesinar el joven Jethro Ramsés el pasado mes de abril. La madre del militar dijo que un militar de nombre José Guadalupe Orizaga y Guerra, quien firma como “Coronel” es el verdadero responsable del asesinato y que los militares culparon a su hijo torturándolo. “Pongo en riesgo mi vida, pero no importa, le pido al señor presidente que cheque lo que está haciendo, no somos criminales, somos gente de bien, póngase en el lugar de una madre que están acusando a su hijo injustamente”, gritó la señora de unos 60 años. Otros testimonios que se presentaron fue el de Berenice Velázquez, hermana del joven Gustavo Vázquez estudiante de comunicación de la Universidad Iberoamericana quien fue asesinado este año luego de que había ido a festejar su cumpleaños. También dio su testimonio Francisco Javier Hinojosa, quien dijo que hace cuatro años desaparecieron a su hijo de 17 años cuando trabajaba como albañil en Aguascalientes. Igualmente el señor José Antonio Robledo denunció que en enero del 2009 su hijo con su mismo nombre, con estudios de ingeniería, desapareció de Coahuila cuando estaba gobernada por el actual dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, al que acusó de negligente porque de acuerdo a información de FUNDEC, hay 189 desparecidos en ese estado cuando gobernaba el actual dirigente priista. Después de escuchar la decena de testimonios, Javier Sicilia anunció el reinicio del diálogo entre el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y el Poder Legislativo el próximo miércoles  al manifestar que ha habido señales positivas de parte de los legisladores luego de que en la comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados que preside el panista Javier Corral, se aprobó en lo general. Sin embargo, aclaró, "nuestra posición sobre la Ley de Seguridad Nacional no sólo es irreductible, sino que pugnará por crear una ley de seguridad ciudadana, que tome en cuenta a la gente". En su discurso Sicilia, quien fue acompañado en la marcha por su familia, también pidió nuevamente al gobierno de Estados Unidos asumir su responsabilidad y antes de inmiscuirse en asuntos de México, detener el tráfico de armas y aplicar medidas para disminuir el consumo de drogas entre los estadunidenses.