Aseguran camioneta con armas cerca del estadio de Torreón

lunes, 22 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- La Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) aclaró hoy que no tuvo ninguna participación directa en la balacera registrada el pasado sábado 29 en el exterior del estado Territorio Santos Modelo durante el partido Santos-Morelia efectuado en Torreón, Coahuila. En un comunicado, la dependencia informó que su intervención ocurrió luego del incidente, en apoyo a las autoridades locales, y que incluso personal de la institución aseguró una camioneta Pick Up blanca, en cuyo interior había armas largas, cargadores y municiones, que fueron puestos a disposición de la autoridad competente. Añade el boletín: “Con motivo de los hechos suscitados afuera del estadio Santos Modelo, ubicado en la ciudad de Torreón, Coahuila, la Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que en dicho evento no participó personal militar. “Sin embargo, en cuanto se tuvo conocimiento del suceso, las tropas jurisdiccionadas a la XI Región Militar efectuaron reconocimientos terrestres en el área del incidente en apoyo a las autoridades civiles locales, logrando localizar un vehículo abandonado en el que se encontraban armas largas, cargadores, municiones y otros efectos, lo cual fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes”. Asimismo, informa que personal de la Sedena siguen a la búsqueda de los responsables de la balacera que causó pánico jugadores y público que se encontraba en ese momento en el estadio Territorio Santos Modelo, en cuya estructura se impactaron cinco disparos. Esto último fue confirmado por el propio gobernador, Jorge Torres. En declaraciones a la prensa, el mandatario confirmó que las balas disparadas en el enfrentamiento entre delincuentes y policías alcanzaron zonas del interior del inmueble, es decir, estuvieron cerca de los asistentes al encuentro deportivo. Torres explicó que los primeros reportes policíacos señalan que las balas rompieron cristales, y se estrellaron en rampas de acceso, palcos y el estacionamiento, aunque reiteró que los disparos sólo se efectuaron afuera y no dentro del estadio del Santos. “Hubo balas que se incrustaron en vidrios dentro del estadio; las balas entraron al estadio, en uno de los palcos y en el estacionamiento. Las investigaciones señalan que los disparos sólo se realizaron fuera del inmueble”, detalló. El mismo club reconoció que una de las balas pegó en las oficinas que TV Azteca tiene en el estadio.

Comentarios