Brinda Subcomandante Marcos total respaldo al movimiento de Sicilia

jueves, 25 de agosto de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Subcomandante Marcos, líder político-militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), externó hoy su “respeto” y ofreció su “total respaldo” al poeta Javier Sicilia. Marcos dijo que, con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Sicilia sacó a las víctimas de la nota roja, de las estadísticas y de los “míticos triunfos del presidente Felipe Calderón”. En una carta enviada al escritor Luis Villoro, la tercera, el Subcomandante Marcos condenó una vez más la guerra anticrimen del presidente Felipe Calderón, y recriminó a la “izquierda mexicana” y a quienes “quisieran ver al poeta en un discurso y actuar más radical”. Dijo que sigue con atención el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que encabeza Javier Sicilia. “Es una movilización nueva que, en su proyecto de constituirse en movimiento organizado, va construyendo sus propios caminos, con logros y caídas propios: como todo lo nuevo, pensamos que merece respeto. Ellos pueden decir, con razón, que se pueden cuestionar las formas y los métodos, pero no las causas.” Explicó que merece atención el movimiento que encabeza Sicilia, “en lugar de hacer juicios sumarios, tan caros a quienes no toleran nada que no esté bajo su dirección”. Para respetar y comprender, subrayó, “hay que mirar hacia arriba, pero también hacia abajo”. Mencionó que el movimiento que encabeza Sicilia hizo tangibles a las víctimas: “Las sacó de la nota roja, de las estadísticas, de los míticos ‘triunfos’ del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa; de la culpa, del olvido”. Gracias a esa movilización, agregó Marcos, las víctimas comienzan a tener nombre e historia. Y la patraña del “combate al crimen organizado se desmorona”. Dejó en claro que no entiende por qué se dedican tanta energía y esfuerzos a la interlocución con una clase política que, “desde hace tiempo perdió toda voluntad de gobierno y no es más que una pandilla de facinerosos”. “Nosotros no juzgamos y, por lo tanto, ni condenamos ni absolvemos. Tratamos de entender sus pasos y el anhelo que los anima. En suma, el digno dolor que los acuerpa (sic) y mueve, merece y tiene nuestro respeto y admiración”, dijo el Subcomandante Marcos. Sobre las críticas al movimiento y a la manera de actuar de Sicilia, el líder rebelde señaló: “No creo que a Javier Sicilia le desvelen las críticas ruines de, por ejemplo, el Paty Chapoy de La Jornada, Jaime Avilés -igual de frívolo e histérico-, o las vilezas del Doctor ORA -de quien en ningún lugar se dice que sea de izquierda ni que sea congruente- a quien sólo le falta decir que Sicilia mandó matar a su hijo para 'impulsar' la imagen de Felipe Calderón Hinojosa; o los señalamientos que le reprochan no ser radical, hechos precisamente por quienes enarbolan como un logro el 'no haber roto ni un vidrio'.” Lo real, añadió, es que ese movimiento está haciendo algo por las víctimas: “Y eso es algo que ninguno de sus ‘jueces’ puede alegar a favor propio y que, por lo demás, ni Javier Sicilia ni algunos de sus allegados desprecian las observaciones críticas que reciben desde la izquierda, que no son pocas y sí son serias y respetuosas.” En su carta a Villoro, Marcos transcribió el extracto de una de las cartas privadas que le ha enviado a Sicilia en la que le pide no dejar la poesía: “De manera personal, si me lo permite, le diría que siga con la poesía, y el arte en general, a su lado. En ella se encuentran asideros más firmes que los que parecen abundar en el sin ton ni son del palabrerío de ‘analistas’ políticos.”