Van sólo siete identificados, de 260 cuerpos de narcofosas de Durango

jueves, 4 de agosto de 2011
DURANGO, Dgo. (apro).- Dos cadáveres más de los 260 inhumados de las narcofosas descubiertas en Durango desde el 14 de abril pasado, fueron identificados hoy, con los que suman apenas siete osamentas con nombre y apellido. La Fiscalía General del Estado confirmó la identificación mediante la base de datos de huellas dactilares utilizada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Respondían a los nombres de Judas Fabián Vázquez Cisneros, de 28 años, desaparecido el 11 de marzo de este mismo año; y Abraham Salazar Ramírez, de edad no determinada. Este último había sido aprehendido en marzo de 2007 por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), al identificársele como uno de los principales distribuidores de droga en la capital de Durango. Se desconoce el momento y razones por las que quedó libre. No ha sido aún reclamado por sus familiares. Ambos cuerpos fueron exhumados de la narcofosa ubicada en la colonia San Vicente, al sur de la ciudad, durante mayo pasado. La primera identificación se logró el 7 de mayo; fue la de Efraín Gamboa Cázares, de 31 años, quien vivía en Santiago Papasquiaro y desapareció cuando acudía a pagar el rescate por el plagio de su padre, en la ciudad de Durango. El segundo fue el de un expolicía ministerial de Sinaloa, el 23 de mayo. Sus datos no fueron difundidos por las autoridades y permanece sin ser reclamado. Los cuerpos de otras dos personas fueron reclamados el 8 de junio: Salvador Ávalos Amaya, de 22 años, y Miguel Ángel Esparza Corrales, de 32. Eran vecinos de la colonia J. Guadalupe Rodríguez y desaparecieron juntos el 3 de enero de este año. La identidad de la quinta persona fue confirmada el 16 de julio: familiares de Jesús Ernesto Carrera Magallanes, de 28 años, lo reconocieron por tatuajes que tenía en uno de sus brazos. Hasta ahora, cuatro de las identidades se confirmaron mediante contacto visual directo de familiares, con fotografías o restos de los fallecidos; los otros tres, por huellas dactilares. Ninguno mediante los perfiles genéticos formados a partir de los exámenes de ADN.

Comentarios