Fue detenido en 2007 "zeta" implicado en ataque a casino... y lo liberaron

jueves, 15 de septiembre de 2011
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Rodolfo Campos Montejo, exigió investigar a quienes dejaron en libertad, en 2007, a Baltazar Saucedo Estrada, uno de los implicados en el incendio del Casino Royale, de Monterrey, Nuevo León, donde perdieron la vida 52 personas el pasado 25 de agosto. Saucedo Estrada, a quien la PGR identificó como miembro de “Los Zetas”, fue detenido en febrero de 2007 en esta ciudad por escandalizar en el interior de un motel. En ese tiempo, dicho sujeto hizo alarde ante el Ministerio Público en turno de que pertenecía a “un grupo criminal” y aún así fue liberado. “Nos preocupa y creo que es el momento de hacer una investigación administrativa y fincar responsabilidades a quienes, en su momento, tuvieron en sus manos a esta persona y no tuvieron el cuidado y el sentido de investigarlo adecuadamente”, demandó. “Me parece que ameritaba una investigación más a fondo”, manifestó el magistrado, quien también pidió investigar y aplicar las sanciones a quienes administrativamente hayan intervenido en la liberación de Saucedo Estrada. “La PGR, a través de la delegación (estatal), debe dar una explicación del porqué esta persona, si la Secretaría de Seguridad Pública se la puso a disposición por la posible comisión de delitos federales, salió libre”, indicó. De acuerdo con reseñas periodísticas de 2007, Saucedo Estrada fue detenido ebrio el 20 de febrero, cuando escandalizaba y causaba destrozos en un motel de esta capital. Fue arrestado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado y dentro de la corporación gritaba que era “Z-9”; además, portaba credencial de la PGR que lo acreditaba como efectivo de la Agencia Federal de Investigación (AFI) con el nombre falso de Juan de Dios Saucedo Rodríguez. Durante su estancia en la corporación policiaca, se recibieron llamadas telefónicas de presuntos “zetas” que exigían la liberación de Saucedo Estrada. De lo contrario, amagaban con entrar a rescatarlo, por lo que en las instalaciones se colocaron barricadas y francotiradores. Al día siguiente, las autoridades de Tabasco lo pusieron a disposición de la delegación de la (PGR) de donde, inexplicablemente, fue dejado en libertad. Ahora, la PGR ofrece una recompensa de hasta 15 millones de pesos por información que permita su detención, junto con la de Francisco Medina García, El Quemado; Roberto Carlos López Castro y/o Alberto Alejandro Reyes, El Toruño; y José Alberto Loera Rodríguez, El Voltaje, como presuntos implicados en el incendio del Casino Royale.

Comentarios