Denuncian secuestro de migrantes guanajuatenses en Nuevo León

miércoles, 21 de septiembre de 2011
CELAYA, Gto. (apro).- Otro grupo de migrantes guanajuatenses que viajaba en un autobús de línea comercial desde esta ciudad, con destino a Estados Unidos, se encuentra desaparecido desde hace una semana. Hasta ahora, se presume que un grupo armado secuestró a los viajeros en Treviño, Nuevo León. El autobús salió el pasado miércoles 14, poco después de las 08:00 horas de la central de autobuses de Celaya con destino a Monterrey. Desde ahí, el grupo de migrantes originarios de Villagrán transbordaría para llegar a Tamaulipas, desde donde buscaría pasar al otro lado de la frontera, informó el subprocurador de Justicia en Celaya, Armando Amaro Vallejo. De acuerdo con las denuncias presentadas por los familiares de siete de los migrantes que viajaron en ese autobús, a la altura del municipio de Treviño, hombres armados subieron al vehículo y lo condujeron a un destino desconocido con todo y pasajeros. A partir de esa fecha, los familiares perdieron todo contacto con los viajeros. “No saben nada de ellos, no han tenido noticias, por lo que acudieron a interponer las denuncias” el lunes 19, señaló Amaro Vallejo. La agencia del Ministerio Público IV con sede en Celaya, inició la averiguación previa 4757/2011 por la desaparición y presunto secuestro de los siete hombres originarios de Villagrán. “Estamos solicitando ya la colaboración al estado de Nuevo León y la información respectiva a las líneas comerciales, sobre todo el itinerario, todas las escalas, las personas que abordaron ese vehículo”, indicó el funcionario de la PGJE. En Guanajuato capital, el diputado local Juan Carlos Acosta pidió a la PGJE trabajar en la búsqueda de las personas desaparecidas, y advirtió que habría más migrantes guanajuatenses en el autobús que fue secuestrado por un presunto grupo armado. El legislador recordó que aún sigue pendiente de ser localizado otro grupo de migrantes originarios de Irapuato, Celaya, Salamanca, San Luis de la Paz, San Diego de la Unión y Valle de Santiago, los cuales desaparecieron en diversos viajes por autobús entre los meses de febrero y marzo, todos con destino a Tamaulipas para desde ahí cruzar a Estados Unidos. Al menos ocho de los desaparecidos –cuyos familiares interpusieron denuncias ante la PGJE– fueron ya identificados por la Procuraduría General de la República (PGR) entre los restos encontrados en varias narcofosas localizadas en San Fernando, Tamaulipas, víctimas de sicarios de “Los Zetas”. El diputado Juan Carlos Acosta anunció que solicitará a la Procuraduría estatal un informe sobre los avances en las investigaciones y búsqueda de los migrantes desaparecidos. “Vamos a pedir que nos den una información detallada… sus familiares aún siguen buscándolos”, advirtió.

Comentarios