Identifican a uno de los ocho cazadores que desaparecieron en Zacatecas

lunes, 26 de septiembre de 2011
LEÓN, Gto. (apro).- La Procuraduría de Justicia de Zacatecas identificó los restos de uno de los ocho cazadores originarios de León que desaparecieron en el sur de aquella entidad en diciembre pasado. Los restos fueron encontrados en el tiradero de una fábrica de jugos, en un predio del municipio de Calera, al norte de la capital zacatecana. Esta tarde el Procurador de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, confirmó que recibió la información de su homólogo zacatecano Arturo Nahle García. Zamarripa comentó que “seguramente ahí van a estar los otros siete” cazadores desaparecidos. El grupo de leoneses –comerciantes de calzado-- avecindados en el barrio del Coecillo, salió el 4 de diciembre del 2010 con destino a un rancho cinegético en la sierra del sur de Zacatecas. Sin embargo, los hombres –diez en total, entre ellos un menor de edad-- fueron interceptados por policías del municipio de Plateado de Joaquín Amaro, quienes los apresaron y posteriormente los entregaron a un grupo delictivo, presuntamente Los Zetas, quienes los habrían asesinado. La Procuraduría de Zacatecas aprehendió y procedió penalmente contra el grupo de preventivos responsables del secuestro del grupo, en el cual hubo dos sobrevivientes, un guía que logró escapar y el menor que fue dejado en libertad. Por este asunto hay cuatro policías –incluido el director de la corporación-- que son sujetos de proceso penal, todos confesos. Hace unas semanas, la camioneta, una cámara de video y otras pertenencias del grupo de leoneses fueron encontradas en una casa de seguridad de un grupo de sicarios, los cuales fueron abatidos en un enfrentamiento con corporaciones policíacas. Las familias de los cazadores reciben el apoyo del Centro de Derechos Humanos “Victoria Díez”, en León, mismo que los ha respaldado en diversas gestiones ante las procuradurías de ambas entidades, y actualmente ante la Procuraduría General de la República, a la cual han planteado la necesidad de que atraiga la investigación de este caso. Los familiares fueron también recibidos y escuchados por el grupo de trabajo de Naciones Unidas que visitó el país en marzo para conocer y elaborar un informe sobre el panorama de las desapariciones forzadas en México. De acuerdo con el procurador Carlos Zamarripa Aguirre, fue esta tarde cuando recibió la confirmación de Arturo Nahle de que una de las muestras genéticas de los familiares enviadas a Zacatecas para su comparación con los restos hallados en el predio de Calera, efectivamente corresponde a uno de los ocho leoneses. En este predio se han localizado a la fecha al menos dos mil diversos restos, en su mayoría de huesos, que son analizados genéticamente para hacer las comparaciones con la información sobre personas desaparecidas en el territorio zacatecano. “Me lo acaba de corroborar el procurador; Solamente de uno, es información que me acaba de llegar”, dijo Zamarripa en entrevista.

Comentarios