Ofrece Calderón un legado de "enorme fortaleza" en seguridad y justicia

jueves, 12 de enero de 2012
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El presidente Felipe Calderón afirmó que en la lucha contra el crimen organizado, su gobierno legará una “enorme fortaleza” en materia de seguridad y justicia institucional. “Hoy que México tiene un problema real y perceptual, y que un pasivo puede ser la debilidad de sus instituciones de seguridad y justicia, al paso que vamos, amigas y amigos, vamos a legar, estoy seguro, una enorme fortaleza en materia de seguridad y justicia institucional”, precisó. Al clausurar la XVI Conferencia Anual Latinoamericana de Directivos de Grupo Santander, el Ejecutivo manifestó que “este, que hoy puede ser un pasivo, va a ser un activo poderoso en el futuro de México, con organismos renovados y fuertes, modernizados, capaces de cumplir y hacer cumplir la ley”. Durante el evento, Calderón resaltó los logros de su estrategia contra el crimen organizado, entre los que presumió la detención de 22 de los 37 más peligrosos criminales y, sin mencionar su nombre, celebró la captura de Luis de Jesús Sarabia, Pepito, considerado uno de los líderes de “Los Zetas”. Al ofrecer su visión del México “real”, el mandatario consideró que no está exenta de problemas, pero –dijo– es alentadora en muchos de sus aspectos. El mandatario ponderó la disciplina fiscal de su administración, al señalar que ha permitido mantener un sistema financiero sólido que “no sólo brinda las condiciones para seguir creciendo, sino también nos posiciona, quizás mejor que nunca, para enfrentar el difícil entorno mundial”. Comentó que el déficit en el país es de 0.4%, y eso por que, añadió, “el Congreso le aumentó dos décimas al que yo había propuesto”. Asimismo, sostuvo que la deuda externa “se está remozando”, pese a que el Banco de México tiene reservas suficientes para pagarla hasta dos veces. En ese sentido, precisó que México cuenta con 142 mil millones de dólares en sus reservas internacionales, más una línea de crédito disponible de más de 70 mil millones de dólares en el Banco Mundial. “Y todo esto lo hemos logrado en un régimen de plenas libertades democráticas, de apertura de los medios de comunicación, de pluralidad política y de un Congreso que no es dominado por el presidente”, dijo, e invitó a los banqueros a “nadar con tiburones”, tal como –aseguró– él lo hace. Poco antes, en el municipio maya de Felipe Carrillo Puerto, el presidente celebró el quinto aniversario de la creación del programa de Estancias Infantiles, y resaltó que a la fecha ya operan 9 mil en todo el país, aunque culpó al Congreso de la Unión de haber limitado su expansión al negarse a ampliar el presupuesto para ese rubro. El Congreso “a cada rato nos ha querido mochar el presupuesto para Estancias Infantiles, pero nos hemos defendido como gatos boca arriba”, añadió. En una reunión con operarias de guarderías en la entidad, quienes le pidieron apoyos económicos para ampliar la capacidad de esos establecimientos, Calderón argumentó que el esquema pretende que cada estancia tenga un reducido número de menores, porque en caso contrario se desvirtúa y se pierde el nivel humano que las caracteriza. Además, aseguró que no es posible incluir la educación preescolar al programa de Estancias Infantiles, porque está incorporado al sistema educativo e implicaría involucrar “al sindicato de maestros y eso echaría a perder” el esquema. Calderón bailó la tradicional “cabeza de cochino” con mujeres de la localidad y luego cortó una tajada de pastel. “Así está el hambre”, respondió al gobernador Roberto Borge Angulo, cuando éste le hizo un comentario sobre su destreza para cortar las rebanadas. En la misma localidad, una mujer maya le recriminó al Ejecutivo el engaño respecto de la supuesta gratuidad de los medicamentos en el Seguro Popular. El mandatario echó la culpa al gobernador, pues el hospital en cuestión, dijo, es del sistema estatal.

Comentarios