Mueren en Campeche dos bebés atendidos en hospital donde CFE cortó energía

sábado, 21 de enero de 2012
CAMPECHE, Cam. (apro).- El secretario de Salud, Enrique Iván González López, confirmó el deceso de los dos recién nacidos que el jueves tuvieron que ser trasladados al Hospital General de Especialidades Javier Buenfil Osorio porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó la energía al Hospital Manuel Campos debido a un retraso en el pago del servicio. El pasado jueves, la paraestatal suspendió la energía eléctrica al Hospital Manuel Campos, del sistema estatal de salud, debido al incumplimiento de tres meses en el pago de su consumo, por lo que tuvieron que ser llevados al Javier Buenfil Osorio todos los pacientes, entre los que se encontraban un par de recién nacidos que estaban en incubadoras en el área de Perinatología. Ambos pequeños, un niño y una niña, murieron en el transcurso de ayer, lo que provocó indignación entre la ciudadanía, que a través de las redes sociales exigió castigo para los responsables. Presionado por la opinión pública, el secretario de Salud convocó hoy a una conferencia de prensa en la que intentó justificar las causas de la defunción de los neonatos, quienes –aseguró– estaban graves desde que nacieron, y sus muertes no fueron consecuencia del corte de energía. No obstante, dijo que “para evitar más especulaciones”, la Secretaría de Salud iniciará “una amplia investigación de carácter interno, con la participación de diversas áreas, para ratificar y darle certidumbre a la ciudadanía de que la red hospitalaria y los procesos de atención médica de la dependencia actuaron de manera correcta en el manejo de estos pacientes”. Aceptó que “efectivamente la Secretaría de Salud tuvo un retraso en el pago por consumo de energía eléctrica en el Hospital Doctor Manuel Campos, motivo por el cual la CFE decidió suspender el suministro”, empero, argumentó: “En cumplimiento a las disposiciones de las normas en la materia, y con apego a los planes y programas de seguridad, queremos ser muy enfáticos en afirmar que todos los hospitales de la Secretaría de Salud cuentan con plantas de energía eléctrica de emergencia”. Agregó que “los esquemas de emergencia entran en funcionamiento prácticamente de forma inmediata, en cuestión de segundos, cuando se suspende el suministro del servicio, sea previsto o imprevisto”. Y “bajo esta premisa, queremos ratificar que los pacientes que recibían atención médica en el Hospital Doctor Manuel Campos al momento de la suspensión del suministro eléctrico, no registraron ningún problema de atención; esto incluye a los dos recién nacidos que se encontraban en el área de Terapia Intensiva, que continuaron con los cuidados que su situación ameritaba”. “Con esto queremos dejar muy en claro, y eso es sumamente importante, que la suspensión del servicio de energía eléctrica bajo ninguna circunstancia es causa ni fue factor en el fallecimiento de estos dos recién nacidos”, recalcó. Asimismo, rechazó que alguno de los dos recién nacidos haya fallecido durante el traslado de un hospital a otro, y comentó que uno de los bebés, que tenía ocho días, nació con una deficiencia pulmonar y de la otra explicó: “Estamos hablando de una bebé que nació en una comunidad fronteriza de Guatemala con Candelaria, de padre y madre guatemaltecos, de una madre de 17 años que fue atendida por una partera empírica”. “La bebé nace con una malformación gigante de la pared abdominal; se llama onfalocele, que es una malformación de la pared abdominal, una exposición de vísceras”, detalló.

Comentarios