Culpa Peña Nieto al PAN por rezago económico y desempleo

domingo, 8 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Durante su gira proselitista este domingo por el estado de Chihuahua, el aspirante del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, responsabilizó nuevamente a las administraciones panistas por el rezago económico de México, además de que también les achacó el que miles de jóvenes sin empleo hayan caído en las garras del crimen organizado. La visita del político mexiquense a esa entidad norteña estuvo enmarcada al más puro y tradicional estilo del PRI: el “acarreo” de cientos de personas al mitin que el exgobernador del Estado de México realizó en el gimnasio Manuel Bernardo Aguirre, en ciudad capital. En el evento, Peña Nieto fue arropado por la crema y nata del priismo: el gobernador del estado, César Duarte; el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell; los exgobernadores de Chihuahua, José Reyes Baeza, Patricio Martínez y Fernando Baeza Meléndez, además de diputados locales y federales. También estuvo presente el secretario de Operación Política, Miguel Osorio Chong. El precandidato fue recibido por más de 10 mil priistas procedentes de al menos 57 municipios del estado que abarrotaron el gimnasio esta mañana. Los “invitados” fueron trasladados en camiones urbanos dispuestos por la Confederación Nacional Campesina (CNC) y otros sectores del PRI. Al llegar, los recibieron con una cachucha color roja, además de una pequeña botella de agua; luego los pasaron por los detectores de metales, donde los agentes de la Policía Única fueron los encargados de la revisión. Peña Nieto fue recibido en el gimnasio al son de un mariachi que entonó el “Corrido de Chihuahua”. Él se dedicó a repartir saludos, sonrisas y abrazos a los asistentes, antes de iniciar el evento en el que tomó protesta a 57 comités municipales y a mil 800 comités seccionales del PRI, en punto de las 12:00 horas. El exgobernador mexiquense expresó que se encontraba feliz en tierra chihuahuense por haber iniciado su campaña electoral. “Chihuahua es ejemplo de entereza y fortaleza”, expresó. Agregó que las elecciones de este año van más allá de un cambio de gobierno, ya que significan la posibilidad de recuperar la esperanza, el crecimiento económico y los empleos que ha perdido el país. Para ello, dijo que su partido tiene las soluciones para recuperar el crecimiento económico y la seguridad. Al referirse a la inseguridad que afecta a Chihuahua y a otros estados del país, señaló que los mexicanos esperan el momento del cambio para recuperar esperanzas y tranquilidad. Consideró que el PRI tiene un gran compromiso con la historia, que consiste en cambiar el rumbo, retomar la libertad y el desarrollo. El gobernador Duarte no desaprovechó los reflectores y declaró que “el pueblo de México está harto de tanta frivolidad, de desempleo y de inseguridad, por eso quiere una auténtica conducción del país con Enrique Peña Nieto”. Además, criticó –sin mencionar nombres ni partidos– a quienes han hecho campaña “basados en la frivolidad” y a quienes no tienen propuestas qué hacer para ir a la contienda por la Presidencia de la República. Al concluir el multitudinario evento, Peña Nieto se trasladó a una reunión con empresarios chihuahuenses en una comida privada. Pide valorar la vida de cada mexicano En su visita a Ciudad Juárez, el precandidato presidencial pidió valorar la vida de cada uno de los mexicanos. En un discurso ante un gimnasio del Colegio de Bachilleres a su máxima capacidad, Peña Nieto señaló que el próximo 4 de julio será una fecha crucial para cambiar al país y agregó que será una prioridad combatir a la violencia que lastima a los mexicanos, según información del portal web de El Diario de Juárez. El aspirante reprobó los homicidios de periodistas, señalando que deben dejar de ser una constante en Ciudad Juárez y en el país. Previamente, el gobernador del Estado, César Duarte, dijo a los asistentes que la violencia en Juárez es un capítulo que está cerrándose a través de la recuperación de espacios públicos.  

Comentarios