Aspirantes a la Corte analizan fuero militar y Juntas de Conciliación

lunes, 29 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los integrantes de la primera terna de aspirantes a ministros de la Corte, en sustitución de Salvador Aguirre Anguiano, comparecieron ante los miembros de la Comisión de Justicia del Senado, donde los principales temas fueron la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, la facultad de “atracción” ejercida por la SCJN y el fuero militar. A pregunta expresa del exsecretario de Trabajo calderonista y senador del PAN, Javier Lozano Alarcón, el magistrado Pablo Vicente Monroy Gómez se pronunció a favor de que desaparezca el tripartismo en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, ya que “representa un impedimento para el desarrollo económico del país”. “El tripartismo en la actualidad es un resabio que fue muy útil en su momento. No olvidemos que las Juntas de Conciliación y Arbitraje nacieron en Yucatán, con Salvador Alvarado, y obedecían a términos muy prácticos. Tenían como objetivo crear tribunales de conciencia, integrados de manera tripartita (patrones, gobierno y trabajadores) para resolver conflictos de la relación de trabajo”, argumentó Monroy Gómez. El aspirante a la Corte afirmó que, en la actualidad, este esquema ya no funciona, ya que los representantes de los trabajadores y patrones ya no concurren, ya no se discute el asunto y hay una “situación delicada” que frena el desarrollo de las inversiones. Sobre el tema de la extinción de Luz y Fuerza del Centro y su relación con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Monroy Gómez afirmó que se tendrá que “cuidar mucho la parte de los derechos legítimos de los trabajadores, la constitucionalidad de sus derechos laborales con la decisión que se tomó al cerrar la paraestatal”. El segundo aspirante en comparecer fue el magistrado Alberto Pérez Dayán. A pregunta expresa de la senadora Dolores Padierna, del PRD, sobre la inconstitucionalidad del fuero militar, decretada por la SCJN, el magistrado consideró que esta resolución, a raíz del caso Rosendo Radilla, tuvo un carácter histórico. “Esta resolución de la Suprema Corte se ubica en aquellas de carácter histórico y hoy nos define, precisamente, en tanto nosotros como país lo reconocimos al adherirnos a una convención como ella”, sostuvo, al hacer referencia a lo estipulado en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH). Otro tema polémico fue la despenalización del aborto. Pérez Dayán se definió como “ferviente defensor de la vida”, pero admitió que ante diversas circunstancias, cada una de las personas debe tomar decisiones diferentes. En relación con la adopción de menores por parejas del mismo sexo, el magistrado indicó que debe privilegiarse el bienestar del menor y asegurarle un entorno seguro y confiable. La tercera candidata, la magistrada Andrea Zambrana Castañeda, se pronunció a favor de una reforma penal que incluya controles de confianza en el Poder Judicial para enfrentar la corrupción y la impunidad de los jueces. “Sería la segunda medida, ser transparente, que la crítica a los jueces es que no somos transparentes o no estamos sujetos a controles de transparencia. Ahí se puede avanzar en el respeto a las libertades”, puntualizó. El senador panista Roberto Gil Zuarth, presidente de la Comisión de Justicia, afirmó que el plazo para elegir por dos tercios de los integrantes del Senado a los próximos dos ministros de la Corte vence el 10 de noviembre.  

Comentarios