Aguilar Camín responde a Doñán sobre libro pagado por el gobierno de Jalisco

viernes, 16 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Señor Director: Proceso ha publicado en su sitio electrónico una nota firmada por Juan José Doñán según la cual he cobrado al estado de Jalisco no sé cuánto dinero por un estudio sobre las drogas. Doñán habla de la investigación hecha por varios especialistas, en seguimiento del debate sobre la legalización de las drogas que la revista Nexos ha hecho suyo. La investigación es ahora un libro titulado El informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas. Circula desde el mes de octubre bajo el sello de la editorial Cal y Arena. “Por fin se pudo saber”, dice Doñán, “cuánto costó el estudio”. Su afirmación muestra lo mal periodista que es: el costo del estudio es público desde hace varios meses y puede consultarse en la página electrónica de la secretaría de Finanzas del gobierno del estado desde fines de 2011. “Todo hace pensar”, dice Doñán, que los costos del estudio “no incluyen la publicación de un libro colectivo, con un tiraje de 5 mil ejemplares”. Falso: los costos del estudio incluyen los cinco mil ejemplares. “Tampoco se incluyen” sigue Doñán, “los gastos que generaron las aparatosas presentaciones de dicho libro tanto en Guadalajara (el 18 de octubre) como en la Ciudad de México (el 23 de octubre)”. Doñán calcula estos costos en un millón de pesos. No hubo tales costos. La presentación de la Ciudad de México fue una conferencia de prensa en la oficina del gobierno del estado, aprovechando un viaje de trabajo del gobernador y sus colaboradores. La presentación de Guadalajara se hizo en el congreso del Consejo Estatal de Combate contra las Adicciones. No implicó gasto adicional alguno. El libro no se titula Jalisco: Más allá de la guerra de las drogas, como dice Doñán, sino El informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas. No es un libro sobre el estado de Jalisco, sino sobre el debate sobre las drogas, su prohibición y su uso. El libro aborda con cifras abundantes y análisis detallados el problema de las drogas en el mundo, en México y en Jalisco: delitos, mercados, consumo, impactos sobre la salud, percepciones públicas, valores, leyes vigentes. A Doñán, el libro le parece de “conclusiones obvias y propuestas que podría hacer cualquier hijo de vecino”. Cualquiera, quizá, pero no Doñán, a quien no se le conoce aportación alguna en la materia. Los lectores que se asomen de buena fe a El informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas encontrarán una visión documentada como no hay otra, hoy por hoy, en ningún libro disponible en México. Agradeceré la publicación de esta carta en el mismo sitio donde apareció la nota de referencia. Héctor Aguilar Camín. Respuesta de Doñán Sr. Director: Héctor Aguilar Camín no niega que le haya cobrado al gobierno de Jalisco varios millones de pesos por realizar un pretendido estudio sobre el problema del narcotráfico en dicho estado de la república. Tampoco niega que ese trabajo le haya sido asignado por dedazo, como muchos otros encargos que el susodicho ha obtenido de la misma ventajosa manera (sin licitación) con distintas administraciones federales, estatales y otras instituciones y organismos públicos. Y elude hablar del uso electoral que el gobernador Emilio González Márquez pretendía darle a dicho trabajo, que originalmente debió ser entregado a fines de noviembre de 2011 y no en octubre de 2012. Lo que sí dice el historiador que devino novelista es que el monto que cobró (dos millones de pesos) ya figuraba desde hace “varios meses en la página electrónica de la secretaría de Finanzas” de Jalisco. También dice que la suma referida incluye la edición del libro El informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas, publicado por Cal y Arena, editorial de su propiedad. Y que las presentaciones de dicho libro no representaron un costo extra para el erario jalisciense, por haberse hecho en un “viaje de trabajo del gobernador y sus colaboradores” a la capital del país, cuando en la agenda del gobernador de esa fecha (23 de octubre) sólo figuraba la presentación del libro de marras. Cuando en septiembre del año pasado el mandatario jalisciense anunció, en una rueda de prensa convocada en la ciudad de México, que había contratado los servicios de Aguilar Camín (quien lo acompañó en esa ocasión) para realizar un estudio sobre la situación de las drogas en Jalisco y en el país, ocultó el costo que tendría dicho encargo. Así que, contra lo dicho por Aguilar Camín, ese costo no se conocía originalmente, lo cual significa que el director de Nexos le puso precio sobre la marcha y el gobernador de Jalisco (que para esas alturas del año pretendía ser el candidato presidencial del PAN) aceptó, pues finalmente iba a gastar un dinero que no era suyo, sino de los jaliscienses. Finalmente no deja de ser significativo el hecho de que Aguilar Camín se autoelogie, diciendo que su “estudio” sobre las drogas está por encima de cualquier otro trabajo que sobre la materia se haya hecho en el país, y que me califique de “mal periodista”. Lo único que le faltó decir es que él es y ha sido, sin duda alguna, un muy buen negociante, sobre todo cuando el dinero público ha estado de por medio. Atentamente Juan José Doñán.

Comentarios