Trasladan a implicados en caso Moreira al Centro de Acuña

lunes, 19 de noviembre de 2012
MÉXICO D.F. (apro).- En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el exdirector operativo de Seguridad Pública de Ciudad Acuña, Rodolfo Castillo, y los expolicías Trinidad Landeros y Víctor Carrizales, presuntos involucrados en el homicidio de José Eduardo Moreira, hijo del exgobernador Humberto Moreira, fueron trasladados de Saltillo al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Ciudad Acuña, Coahuila. De acuerdo con fuentes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, Castillo y los dos expolicías fueron ingresados al Cereso el pasado sábado 17 a la 5:00 horas. A partir de esa fecha, agregaron, la juez Rosa Patricia Sena tendrá 72 horas para dictar formal prisión a los tres involucrados por el homicidio del hijo del expresidente nacional del PRI, ocurrido el pasado 3 de octubre. De acuerdo con la versión de la Secretaría de la Defensa Nacional, Castillo Montes, con ayuda de los otros dos policías, citó con engaños al hijo del exgobernador para entregarlo a Carlos Arnulfo Flores Flores, El Flaco, supuesto jefe de plaza de Los Zetas en Ciudad Acuña y autor material del asesinato de Eduardo Moreira, detenido el pasado 31 de octubre. Antes de ese hecho, el 26 de octubre, el exgobernador Humberto Moreira confirmó que el capo Miguel Treviño Morales, conocido como El Z-40, líder del grupo criminal Los Zetas, era el autor intelectual del homicidio de su hijo José Eduardo. Moreira precisó que el procurador de Coahuila, Homero Ramos Gloria, le notificó que la principal línea de investigación apuntaba a que Treviño Morales ordenó el asesinato de su hijo en respuesta al homicidio de su sobrino, el capo Alejandro Treviño, abatido en un enfrentamiento. En entrevista con Carmen Aristegui en MVS Noticias, el expresidente nacional del PRI aseguró que “olfatea” quiénes son los asesinos de su hijo José Eduardo y que se encontraba muy cerca de ellos, aunque –precisó– esperará a que las autoridades hagan su trabajo. Moreira adelantó que son “varios” los involucrados en el asesinato de José Eduardo, y reiteró que los empresarios carboneros coludidos con el narcotráfico en Coahuila son responsables indirectos de la muerte de su hijo, porque financian a Los Zetas para comprar armas. “Queremos ver quiénes están vinculados financieramente con los criminales, porque con ese dinero ellos compran armas, y con esas armas mataron a mi hijo”, subrayó.

Comentarios