Cede PRI en reforma de Inmujeres; suman al PT a comisión Monex

miércoles, 21 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Como parte de las negociaciones que permitan a Enrique Peña Nieto rendir protesta como presidente de la República en el recinto legislativo de San Lázaro, el PRI aceptó mantener sin cambios la estructura del Instituto de la Mujer (Inmujeres) y el Instituto Nacional Indigenista (INI); además, permitió al Partido del Trabajo (PT) integrarse a la comisión investigadora del Monexgate. Antes de que las comisiones unidas de Gobernación y Seguridad Pública abordaran los cambios a la iniciativa que reforma la administración pública, incluso de que terminará la reunión de Rosario Robles, encargada de política social peñista con diversos grupos de mujeres, el coordinador de la bancada del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, anunció que su partido propondría conservar ambos organismos en los términos que hoy tienen. “Con ello se resolverían las dudas que han surgido hasta el momento, que por cierto pensamos no deberían existir, porque lo que se trataba en la iniciativa de ley era simplemente adecuar las mismas para su mejor funcionamiento en su sectorización en la Secretaría de Desarrollo Social”, anunció Beltrones, para luego comentar: “El grupo parlamentario del PRI, en plena coordinación con el equipo de transición, entendemos que existan estas preocupaciones por parte de aquellos que las han hecho manifiestas. Les reiteramos nuestra voluntad de seguir construyendo acuerdos entre nosotros mismos y estamos en la ruta de reconsiderar ese planteamiento y dejarlo en los términos en los cuales genera consenso”. Beltrones Rivera sostuvo que si la propuesta de sectorizar en Sedesol la atención del tema de mujeres y el de asuntos indígenas “causa en algunos grupos alguna desconfianza o genera alguna inquietud, para eso es la política, a fin de buscar conciliar intereses; reconocer que en estos momentos no debemos hacer algún movimiento a ese respecto y con esto hacer de la política la mecánica de los acuerdos y buscar la aprobación de esta iniciativa de reforma”. Al momento en que Beltrones anunciaba los cambios, en comisiones unidas se aprobaba con mayoría de votos (41 a favor y 13 en contra, de PRD, PT y MC) y en lo general las modificaciones a la Administración Pública Federal propuestas por el priismo y mediante las que se desaparece la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, creada por el PAN en el 2000, trasladando sus funciones a la Secretaría de Gobernación (Segob); se transforma la Secretaría de la Reforma Agraria y se fortalecen tanto Sedesol como Hacienda (SHCP). Por la noche, la discusión en lo particular permitió eliminar los cambios propuestos a la iniciativa priista y mantener las estructuras de Inmujeres y del INI como entes autónomos, no sectorizados. En el caso del INI fue el PRD el que más pugnó por que se mantuviera intacta su estructura. La iniciativa será avalada este jueves 22 en el pleno, y enviada al Senado de la República, para que ésta la apruebe antes del sábado 1 de diciembre. Por la mañana, previo a la votación del dictamen en lo general,  Rosario Robles sostuvo un ríspido encuentro con integrantes de la Red de Mujeres en Plural, en donde buscaba detallar la propuesta peñista e intentar apaciguar la inconformidad, con el argumento de que “de ninguna manera el Inmujeres se convertiría en un apéndice de la Sedesol”. En la reunión, que la exjefa del gobierno capitalino calificó como “de amigas”, las activistas manifestaron su molestia ante la intención del presidente electo de restar autonomía a la dependencia federal creada en enero de 2001 como instancia rectora del Estado en materia de políticas de género. En su intervención, Rosario Guerra, excandidata a la jefatura de gobierno capitalino por Nueva Alianza (Panal), expuso de manera tajante su oposición a que el Inmujeres se sectorice a la Sedesol. Más aún, Guerra sugirió que el instituto pase a ser una secretaría de Estado que erradique la disparidad de género, punto en el que coincidió la mayoría de las presentes. Luego de la reunión de dos horas, Rosario Robles anunció que el coordinador del equipo de transición peñista, Luis Videgaray, había informado que la polémica propuesta sobre el Inmujeres quedaría “encorchetada” del debate en las comisiones unidas. Por otra parte, y en un intento por “suavizar” la llegada de Peña Nieto al recinto de San Lázaro y que el rechazo por su asunción no pase de mantas de protesta, el PRI aceptó incluir al PT en la comisión Monexgate, encargada de indagar sobre el presunto financiamiento ilegal a la campaña electoral del excandidato presidencial priista. Con este nuevo integrante, la relación de fuerzas al interior de la comisión quedaría con 6 votos a favor del PRI y 6 de la izquierda, siempre y cuando el PAN se sume al bloque PRD, MC y PT, lo que podría facilitar los trabajos.  

Comentarios