Debe EPN aceptar disidencia y evitar la represión: Solalinde

lunes, 10 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro). - El sacerdote Alejandro Solalinde pidió al gobierno federal aceptar la disidencia de los jóvenes, evitar la represión y propiciar el diálogo con quienes se inconforman ante los momentos de crisis que vive el país. En el salón Miguel Alemán de la residencia oficial de Los Pinos, donde recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, el coordinador del albergue “Hermanos en el Camino” evitó hablar de las detenciones ocurridas el pasado sábado 1, durante la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República, pero demandó no criminalizar la protesta social. En respuesta, el Ejecutivo expresó que el propósito de su gobierno es respetar los derechos humanos y propiciar un clima de tolerancia. Luego de entregar el premio a Solalinde, Peña Nieto se refirió al Pacto por México y aseguró que una de las prioridades planteadas es el tema de los derechos humanos. Su compromiso en esa materia, dijo, se expresa en el desistimiento de la controversia constitucional que interpuso en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la gestión de Felipe Calderón contra la Ley General de Víctimas, así como en el trabajo para formular el tipo penal de desaparición forzada, entre otros puntos. El mexiquense se refirió ampliamente a la trayectoria de Solalinde y su trabajo con los migrantes, y le ofreció la colaboración de su gobierno. Por su parte, el sacerdote –quien en mayo pasado se autoexilió durante siete semanas, debido a las reiteradas amenazas de muerte que recibió por su defensa de la migración centroamericana– pidió dejar atrás las visiones de partidos o de grupo, y unir las sinergias para ayudar a México a salir adelante en materia de protección de los derechos humanos. “Debemos cambiar nuestra dinámica, debemos dejar nuestra visión de partidos, de iglesias aisladas, necesitamos unirnos para ayudar a México. México necesita reestructurarse a través de los derechos humanos”, apuntó. “Ya bastante nos hemos dividido, nos hemos fragmentado, nos hemos acusado, y el que esté libre de pecado que arroje la primera piedra”, añadió el cura de Tenosique, luego de haberse enlazado en abrazos con Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. En el acto también estuvo presente el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva.  

Comentarios