Obtiene tres de nueve premios en investigación el IIB de la UNAM

lunes, 3 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Con 72 años de experiencia en el ramo de la investigación, el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB) realiza investigación de vanguardia sobre diversos temas y enfermedades, entre ellas cáncer y sida, lo que le ha dado prestigio internacional, afirma su directora, Patricia Ostrosky Shejet. Además, destaca que, gracias a los estudios que realiza el IIB, este año la institución obtuvo tres de los nueve galardones otorgados en los Premios Canifarma 2012, que premia a lo mejor de la investigación nacional. La funcionaria hace énfasis en que los premios obtenidos fueron para investigadoras, lo que demuestra que en la Universidad “las oportunidades de desarrollo son las mismas para hombres y mujeres”. “Que tres de nuestros integrantes sean reconocidos con uno de los premios más importantes otorgados en el ámbito científico a nivel nacional, habla de que en este Instituto se producen trabajos de mucha calidad, que además representan desarrollos tecnológicos con un impacto en la salud”, subraya. Además, dice, en el IIB también se produce conocimiento, se forman recursos humanos “de la más alta calidad “y se tiene una intensa vinculación con la industria. Añade que otra de las fortalezas de la institución son sus líneas de investigación porque se trata de crear programas multidisciplinarios con el propósito de unir a varios investigadores para que trabajen en la solución de un solo problema. Ostrosky comenta que una de las investigaciones que realizan es sobre el cáncer de mama para encontrar marcadores que permitan diagnosticar el padecimiento en casos específicos ya que cada vez aparece a edades más tempranas y “en esas circunstancias, puede ser más agresivo y resistente a los tratamientos”. Añade que uno de los marcadores con los que se trabaja actualmente consiste en ver si los tumores son sensibles a estrógenos o no. Si es positivo, además de extirpar el tumor, se evita la producción de estrógenos con fármacos o a través de una ovariectomía para evitar la producción de esa hormona. Otra de las investigaciones llevó al IIB a desarrollar un programa de vacunas y tratamientos para bajar la inflamación neurológica como la que ocasiona la nerocistisercosis. Uno más es el llamado “Protege” que tiene el objetivo de detectar a las poblaciones genéticamente sensibles a los factores ambientales para buscar tratamientos tendientes a implementar medidas preventivas, refirió Ostrosky. La directora refiere que el IIB está vinculado con algunas instancias nacionales como Cancerología, Nutrición, Neurología, Pediatría y en próxima fecha se establecerá vinculación con Perinatología. De esa manera se interactúa con los médicos y se está en contacto más directo con los pacientes. En el interior del país, el instituto cuenta con dos unidades, una en Veracruz  y otra en Tlaxcala, lo que permite tener contacto con los estudiantes del país y con los problemas de salud que se presentan en las localidades. La directora del IIB destaca también los vínculos de la institución con la industria farmacéutica, como la que actualmente tiene con Altecsa, Biofábricas, Silanes, Esterifarma, y Psicofarma, entre otras. Con Psicofarma, indica, se han desarrollado dos medicamentos: uno es el Transkript y otro cuyo principio activo es la vinpocetina, cuya comercialización esta por iniciarse. “Dos medicamentos nuevos desarrollados en una misma institución no es muy común en México ni en otros países”.. En el ámbito de docencia, el IIB participa en la Licenciatura en Investigación Biomédica Básica, así como en los programas de posgrado en Ciencias Biomédicas, Ciencias Biológicas, Ciencias Bioquímicas, Ciencias de la Producción y la Salud Animal, y Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud.  

Comentarios