Atentan en Veracruz contra hijo de Miguel Ángel Yunes; querían plagiarlo, asegura su familia

jueves, 2 de febrero de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- El coordinador del programa Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el estado, Miguel Ángel Yunes Márquez, fue víctima de un atentado esta tarde, cuando se transportaba del municipio de Álamo hacia Castillo de Teayo, en el norte de la entidad. De acuerdo con reportes preliminares, el hijo del excandidato al gobierno de la entidad, Miguel Ángel Yunes Linares –actual coordinador de campaña de Ernesto Cordero en la región–, salió ileso del atentado perpetrado por un comando gracias a que el vehículo en que se transportaba es blindado. El exalcalde de Boca del Río, que a finales de año asumió la coordinación del programa Oportunidades en esta entidad, tuvo que refugiarse en la sede del palacio municipal del Álamo, hasta donde llegó personal de la Marina para resguardarlo y buscar a los agresores. Los hechos se registraron a las 15:30 horas de este jueves en plena carretera, justo a la salida del municipio de Álamo, luego de que Yunes Márquez participara en una reunión de trabajo a la que asistieron funcionarios federales que tienen a su cargo programas sociales y agropecuarios. Según versiones de reporteros locales que fueron testigos de los hechos, luego del atentado Yunes Márquez fue sacado en un helicóptero de la Marina de ese lugar. Hasta el momento se desconoce si quienes dispararon contra la unidad en la que se transportaba Yunes Márquez pertenecen a alguna organización criminal, ya que la zona ha sido asolada por miembros de la delincuencia desde el año pasado, donde se han registrado ataques contra civiles y constantes actos de violencia. Yunes Márquez es hijo Miguel Ángel Yunes Linares, exdirector del ISSSTE y excandidato a gobernador del estado por el Partido Acción Nacional (PAN), quien de manera reiterada ha denunciado la presencia del crimen organizada en territorio veracruzano. Casi tres horas después del atentado, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a cargo de Amadeo Flores Espinosa, informó que abrió una investigación sobre el particular. En un comunicado, la dependencia precisó que el funcionario de la Sedesol y sus acompañantes se refugiaron en el palacio municipal de Álamo, aunque según reporteros que presenciaron los hechos aseguran que se ocultó en una casa particular del municipio de Castillo de Teayo, cercano a Álamo. Por su lado, el Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN y la familia de Yunes Márquez exigieron a las autoridades estatales investigar el atentado perpetrado por ocho delincuentes. En un comunicado, la familia del funcionario estatal comentó que “un grupo de ocho delincuentes a bordo de dos camionetas pick up, con armas largas y cortas interceptaron y atacaron el vehículo en el que viajaba Miguel Ángel Yunes Márquez acompañado de un conductor y dos auxiliares”. “Miguel Ángel llevaba a cabo una gira de trabajo vinculada a su responsabilidad como coordinador estatal del programa Oportunidades y la forma en que sucedieron los hechos indica que el objetivo probable del ataque era el secuestro”, dijo. Comentó que gracias a la “decisión con que enfrentó a los delincuentes, a la pericia del conductor y al blindaje del vehículo, no alcanzaron su objetivo”, y por ello lograron llegar ilesos a Álamo, donde fueron resguardados por elementos de la Armada de México, de la Policía Federal y de la Policía Estatal, y luego fue trasladado a su domicilio. “La familia Yunes Márquez reconoce y agradece el apoyo de las fuerzas armadas, Policía Federal y del gobierno del estado, reiterando su más firme respaldo a la valiente y patriótica decisión del presidente de la República de combatir con toda la fuerza del estado a la delincuencia que tanto ha lastimado a las familias mexicanas”, subrayó. A su vez, el presidente estatal del PAN, Enrique Cambranis Torres, a través de un comunicado, condenó los hechos y exigió a las autoridades ministeriales del estado, “realizar una investigación minuciosa para dar con los autores de esta lamentable y cobarde agresión”. Afortunadamente –refirió– “el intento de emboscada resulto fallido”, sin embargo, condeno que este tipo de hechos sean cada vez más frecuentes en la entidad, “en donde ejercer la función pública se vuelve un riesgo ante la falta evidente de seguridad”. El dirigente panista señaló que su partido exigirá a la PGJE iniciar una investigación minuciosa de este ataque, “con el propósito de que se localicen a la brevedad a los autores materiales e intelectuales de estos hechos”.