No habrá elección de Estado: Poiré

martes, 21 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, rechazó que el gobierno de Felipe Calderón planee una elección de Estado para favorecer al Partido Acción Nacional (PAN), como acusó el Revolucionario Institucional (PRI), y también negó que se haga uso electoral de la justicia. “Por supuesto que no (habrá elección de Estado). Lo he dicho en otras ocasiones y lo subrayamos el día de hoy”, puntualizó Poiré, quien garantizó que “el gobierno de la República no hace ni hará nunca un uso político de la justicia”. En el marco de una conferencia de prensa que fue convocada para disertar sobre el sistema penitenciario, a raíz de la matanza y fuga en el penal de Apodaca, Nuevo León, el funcionario dijo que el gobierno de Calderón está preparando una serie de acciones para coadyuvar con el Instituto Federal Electoral (IFE), con el fin de que éste ejerza sus funciones con plena autonomía. “(Estamos) garantizándole también que en cuanto soliciten el apoyo de la autoridad para las distintas medidas que se tienen que llevar a cabo, desde el voto de los mexicanos en el extranjero, como la seguridad durante la jornada electoral y previo a la jornada electoral, contarán decididamente con el respaldo del gobierno de la República”, expuso. Interrogado sobre la denuncia que el PRI presentó ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) contra la hermana del Ejecutivo, Luisa María Calderón, por presunto delito electoral, y sobre el exhorto del Congreso de Baja California para que la Procuraduría General de la República (PGR) investigue a los exgobernadores panistas de Baja California (Tomás Yarrington, Manuel Cavazos y Eugenio Hernández) por sus presuntas ligas con el narcotráfico, Poiré aseguró que en todos los casos se actuará conforme a derecho. Sobre la comida que ayer tuvo con la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, aclaró que fue a título personal, aunque en el marco de los acercamientos con los aspirantes presidenciales para otorgar seguridad a través de los protocolos establecidos. “El convenio que firmamos con el IFE establece la necesidad de entablar una relación directa entre la Secretaría de Gobernación y los partidos políticos, específicamente para la seguridad de los candidatos presidenciales. Desde que se firmó el convenio entablamos formalmente ese contacto a través de sendos oficios a las oficinas de los distintos partidos políticos”. Añadió: “Y derivado de eso se han tenido distintas reuniones y distintos acercamientos en el formato que se ha establecido por los distintos partidos políticos y por los propios contactos correspondientes para poder llevar a cabo esa tarea, y en este caso lo que se planteó fue un encuentro personal y así lo hicimos.” Sobre la crisis en el sistema penitenciario, a raíz de los hechos en los penales de Apodaca y Topo Chico –en este último, hoy fueron asesinados tres reos–, Poiré reconoció que cerca de 70% de los presos federales están en cárceles estatales y que al finalizar el sexenio, en nueve meses, serán trasladados todos a los ocho nuevos centros penitenciarios. “Hoy día, del total de reos, 47 mil son del fuero federal y de esos ya llevamos más de 18 mil en el ámbito federal, es decir, ya tenemos arriba del treinta y tantos por ciento del total de reos federales en el fuero federal”, expuso el funcionario. Según sus cifras, en 2006 había seis centros federales y en diciembre 2011 ya había 12, y a finales de año habrá ocho nuevos penales, que contarán con 20 mil espacios adicionales y que iniciarán operaciones en el segundo semestre de 2012. “Con lo cual, al final de la administración no sólo se tendrá la totalidad de los reos de custodia federal, sino que se habrá incrementado hasta 14 veces el número de reos que estarán en custodia federal en tan solo seis años, al pasar de los 3 mil 164 que les mencioné a una capacidad instalada de cerca de 45 mil”. Poiré lamentó los hechos en la cárcel de Apodaca, donde fueron ejecutados 44 presos, pero también pidió corresponsabilidad a los gobiernos estatales: “Sí vamos a tener la totalidad de los reos del fuero federal en custodia de autoridades federales al finalizar la administración. La tarea es que todos hagamos lo que nos corresponde”, subrayó.