"Cambie de empresa encuestadora", piden Peña y Coldwell a Calderón

jueves, 23 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El aspirante presidencial y el dirigente nacional del PRI, Enrique Peña Nieto y Joaquín Coldwell, reaccionaron airadamente contra el presidente Felipe Calderón por sus declaraciones en el sentido de que la panista Josefina Vázquez Mota está a cuatro puntos del exgobernador mexiquense en las encuestas. En declaraciones por separado, Peña y Coldwell pidieron al mandatario que “cambie de empresa encuestadora” y que “no convierta a la Presidencia en una encuestadora patito”. “Me parece que Calderón ha convertido la institución de la Presidencia de la República en una encuestadora ‘patito’ porque los datos que está dando no coinciden con ninguna de las encuestadoras serias de este país, las que están registradas en el IFE, que han cumplido con la metodología”, atajó el presidente del PRI. Coldwell consideró que la declaración que hizo Calderón en la reunión que sostuvo con consejeros del Grupo Banamex es una “imprudente injerencia”. Agregó: “Polariza, repite la misma película que se dio en 2006 y, bueno, me parece que es verdaderamente una actitud muy imprudente, sobre todo en un periodo que ha sido veda electoral”, indicó el exgobernador de Quintana Roo. El dirigente priista manifestó que sería “muy razonable” que la Presidencia de la República sacara un comunicado para retractarse de lo dicho por Calderón durante la comida en el Centro Banamex. Por su lado, Peña Nieto exigió al Ejecutivo mantenerse al margen del proceso electoral en curso y le recomendó cambiar de encuestadora. Luego de exponer su propuesta económica ante consejeros de Banamex, el exmandatario mexiquense dijo que los datos presentados por Calderón Hinojosa se inscriben en la estrategia de su partido de apoyo a su candidata Vázquez Mota y representan una afirmación sin sentido de veracidad. Anticipó que el PRI valorará con sus abogados si presenta algún recurso legal contra el presidente, a quien llamó a actuar como jefe de Estado, porque aunque es legítima su simpatía por Vázquez Mota –dijo– su condición política lo obliga a apegarse a las leyes. La autoridad electoral, añadió, debería moderar la participación tanto de los partidos como de los representantes de gobierno y sancionar a quienes actúen fuera del marco legal.

Comentarios