Pone trabas la SCT para que Mexicana "levante el vuelo"

miércoles, 8 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) desató una “guerra de declaraciones” contra Gerardo Badín, administrador-conciliador que lleva el caso de Mexicana de Aviación, y el juez Felipe Consuelo Soto, quien tiene a su cargo la resolución del concurso mercantil en que se encuentra la aerolínea. Así, mientras Badín informó la tarde del pasado martes 7 que existe un cheque depositado en un fideicomiso, que el propio juez tuvo a la vista, la SCT emitió este miércoles un comunicado en el que asegura que no se ha confirmado “la disponibilidad de fondos” y que mientras ello no ocurra –advierte– no se podrán verificar las cuatro capacidades que se requieren para que la línea aérea pueda volver a volar. Horas después, el conciliador reviró que el dinero está depositado y que el monto es superior a los 250 millones de dólares que el gobierno exige. Además, de que “el juez Felipe Consuelo Soto tuvo a la vista el cheque que se depositó en el fideicomiso y lo informó de manera oportuna a la SCT”. Y aclaró en un comunicado que “en este momento se está realizando el proceso de verificación de procedencia de dichos fondos por parte de las autoridades correspondientes”. Sin embargo, en su comunicado la SCT consignó que hasta hoy “no se ha recibido comunicación del juez Felipe Consuelo Soto sobre la solicitud realizada por la SCT, por lo que esta dependencia sigue a la espera de la confirmación de disponibilidad de fondos”. En contraste, en el comunicado del conciliador se indica que los inversionistas, en este caso Med Atlántica, ya tienen un acuerdo para la transferencia de acciones por parte de Tenedora K, grupo que tiene las acciones de Mexicana en su poder, y que incluso “se han logrado acuerdos superiores a 51% con los acreedores”, cifra superior a la requerida por la ley para levantar el concurso mercantil. Badín informó además que ya se iniciaron los trámites ante la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) para la entrega del “certificado de operación aérea” al grupo de inversionistas; en tanto que la SCT acepta que ya recibió la documentación de Badín, “dicha información permitirá continuar avanzando en la verificación de las capacidades técnica, administrativa y jurídica”. Sin embargo, acota, entre la documentación que el conciliador envió a la SCT “tampoco se acredita la disponibilidad de fondos”. Es por ello que la SCT sostiene que para poder seguir avanzando en la verificación de la capacidad financiera de Mexicana, “es necesario que los inversionistas interesados demuestren su solvencia económica, la procedencia lícita de los recursos y que se suscriba el convenio de acreedores en términos de ley”. Sobre este último punto, el propio conciliador informó que “para la elaboración del acuerdo concursal” se han logrado acuerdos con 51% de los acreedores. A su vez, el subsecretario de Transportes de la SCT, Felipe Duarte, anunció hoy mismo que Aeropuertos y Servicios Auxiliares llegó a un acuerdo con Mexicana para reestructurar su adeudo por mil 300 millones de pesos; ASA forma parte del 51% de los acreedores a los que hace referencia el conciliador Gerardo Badín.

Comentarios