Pide el Vaticano consolidar la libertad religiosa en México

LEÓN, Gto. (apro) .- Durante una cena privada que este domingo sostuvo con el presidente Felipe Calderón, el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Tarcisio Bertone, pidió que en México haya un nuevo “ordenamiento jurídico” que garantice una verdadera libertad religiosa. Ante Calderón y más de cien jerarcas del continente americano, que se reunieron a cenar en el patio de la Catedral de León, Bertone pronunció un discurso en el que dijo que la Iglesia y el Estado tienen la “común tarea” de “salvaguardar y tutelar los derechos fundamentales de las personas”. Y entre estos derechos –prosiguió– “destaca la libertad del hombre para buscar la verdad y profesar las propias convicciones religiosas, tanto en privado como en público, lo cual ha de ser reconocido y garantizado por el ordenamiento jurídico”. Agregó: “Y es de desear que en México este derecho fundamental se afiance cada vez más, conscientes de que este derecho va mucho más allá de la mera libertad de culto. En efecto, impregna todas las dimensiones de la persona humana, llamada a dar razón de su propia fe, y anunciarla y compartirla con otros, sin imponerla, como el don más preciado recibido por Dios”. De esta manera, Bertone –el hombre más poderoso del Vaticano después del Papa– demandó los cambios constitucionales que desde hace tiempo viene pidiendo el Episcopado Mexicano para que haya esta libertad religiosa plena. Esta libertad, de acuerdo con la Iglesia, implica el derecho de impartir instrucción religiosa en las escuelas públicas, que la Iglesia pueda tener medios de comunicación masiva, y que sus sacerdotes puedan acceder a cargos de elección popular, entre otros puntos. Esta petición de Bertone fue hecha al terminar la ceremonia religiosa de las Vísperas, presidida en la Catedral de León por Benedicto XVI ante los altos jerarcas del continente americano. Al terminar esa ceremonia nocturna, el Papa se fue a descansar al Colegio Miraflores. Y los demás jerarcas se fueron al patio de catedral para tener ese convivio con Calderón. El sábado 23, en la ciudad de Guanajuato, mientras el Papa y Calderón sostenían su encuentro privado en el que abordaron el tema de la libertad religiosa, Bertone y los miembros de la comitiva presidencial sostenían simultáneamente otra reunión ahí mismo, en la que hablaron de lo mismo y también sobre los cambios constitucionales que se requieren para cumplir con estas demandas del clero.

Comentarios