Hija de Gordillo presenta su plataforma política

lunes, 16 de abril de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Mónica Arriola Gordillo, hija de la dirigente magisterial Elba Esther Gordillo Morales, presentó aquí su plataforma política y aseguró que los candidatos del Partido Nueva Alianza (Panal) son la mejor opción para el país. Luego de una reunión con aproximadamente 500 simpatizantes, militantes y candidatos a diputados federales del partido fundado por su progenitora, Arriola Gordillo fue cuestionada por los reporteros sobre su falta de arraigo en la entidad. “Soy candidata al Senado de la República por la vía plurinominal, no tengo necesidad ni obligación de hacer campaña. Elegí hace unos meses ser chiapaneca y lo llevo en el corazón y con mucho orgullo. Pudo haber sido en otro estado, sin embargo decidí ser chiapaneca, por lo que pasa en Chiapas”, dijo. Añadió: “Lo que pasa en Chiapas es lo que pasa en todo el país, es por eso que hago un trabajo como secretaria general de mi partido. Quiero representar a Chiapas”. --¿Y qué es lo que pasa en Chiapas? –se le preguntó. --En Chiapas las tarifas eléctricas incomodan. No digan que a ustedes no les incomoda caminar por la ciudad y que esté llena de topes. La pobreza, el desempleo. Todos nosotros, como chiapanecos, tenemos que alzar la voz. Esa es mi responsabilidad, por eso quiero a Chiapas –respondió. --¿Entonces critica a Sabines? --No estoy criticando a un gobierno. No es la responsabilidad de un gobernante, pues esto es responsabilidad de todos: gobierno, partidos políticos y sociedad. El pasado 9 de diciembre, un día antes de que se registrara como candidata al Senado por la coalición PRI-PVEM- Nueva Alianza, Arriola Gordillo fue presentada por su progenitora a la “sociedad y la clase política chiapaneca”. En aquella ocasión se le preguntó a Gordillo Morales qué opinaba sobre las aspiraciones de su hija, a lo que respondió: “¿Yo qué puedo decir? Soy su madre, ya oyeron su discurso. Es una mujer amorosa, muy amorosa. ¿Vieron el mensaje sobre su abuela? Le enseñó el camino y el amor a su tierra. La sangre chiapaneca se le vio en su desplante, en su presencia, en su hablar y en su decisión de ir por este estado que ama. Quizá ella haya tenido la vía más fácil, pero decidió venir a Chiapas y estar al lado de los chiapanecos. Y yo estoy con mi hija”. –¿Qué les diría a quienes cuestionan el desarraigo de su hija? –¿Qué es el desarraigo? El arraigo es de aquel que conoce los problemas de un lugar y se compromete a solucionarlos. Sé de muchos que han nacido acá y hacen todo por su tierra. Véame acá, emocionada, conmovida. Yo no volví a esta tierra, he andado recorriendo todo el país, como lo hicieron muchos mexicanos-chiapanecos prominentes. Yo creo que es una gran fortuna que ella, en lugar de ir a otro lado, haya decidido retomar la bandera y volver a nuestros orígenes. Esta muchacha vale, y mucho.

Comentarios