Amnistía pone en marcha campaña en pro de periodistas

martes, 24 de abril de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Amnistía Internacional (AI) arrancará Este miércoles 25 una campaña nacional para exigir que quienes se dedican a la labor de informar dispongan de mecanismos adecuados de protección que les permitan llevar a cabo su labor sin temor a represalias. Con el nombre “No más agresiones a periodistas”, la campaña incluye el lanzamiento de un spot y la apertura de un sitio web http://alzatuvoz.org/periodistas/, en donde AI recolectará firmas pidiendo a las autoridades la aprobación de un mecanismo efectivo de protección. Amnistía destacó el objetivo de esta campaña es transmitir un enérgico llamado a la Cámara de Diputados para que se apruebe la iniciativa de ley para la protección de defensores de derechos humanos y periodistas. El proyecto se presentó al pleno del Senado el 15 de marzo y fue aprobado por unanimidad este martes 24. Sin embargo, AI advirtió que su aprobación en la Cámara de Diputados es esencial para asegurar que quienes ejercen el periodismo puedan recibir medidas adecuadas de protección ante las amenazas y agresiones que se registran en diferentes partes del país. De acuerdo con la Relatoría para la Libertad de Expresión de las Naciones Unidas, en los últimos diez años al menos 66 periodistas han sido asesinados, y muchos más han sido amenazados, atacados o han debido exiliarse. Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional México, resaltó que, “en sus 50 años de historia, AI ha sido testigo de cómo el periodismo libre es fundamental en toda sociedad que busque el respeto a los derechos humanos. “El trabajo de las y los periodistas permite a la sociedad informarse y sirve de barrera protectora frente a los abusos del poder, que normalmente se intenta mantener ocultos”, acotó. “Ahora que la ley para proteger a personas defensoras de los derechos humanos y periodistas ha sido aprobada en el Senado, es el turno de los diputados, quienes pueden demostrar que no se tolerarán las amenazas y la violencia dirigida hacia los periodistas. Informar nunca debe costar la vida”, agregó Herrera. De acuerdo con Amnistía, en los últimos años México se ha convertido en el país de América más peligroso para ejercer el periodismo. Según cifras publicadas en septiembre pasado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), unos 74 periodistas han sido asesinados en México desde el 2000, cifra a la que hay que sumar las desapariciones, amenazas, agresiones y ataques a medios. Los responsables e instigadores de estos ataques y asesinatos casi nunca son identificados ni llevados ante la justicia.

Comentarios