Diputados reprueban la cuenta pública 2009 de Calderón

jueves, 26 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Debido a que no existen elementos suficientes que demuestren el buen uso de los recursos públicos, la detección de irregularidades en el uso del gasto, aumento de la pobreza, inseguridad, desempleo, contracción de la economía e incremento en la deuda pública, la oposición encabezada por el PRI rechazó en la Cámara de Diputados la cuenta pública 2009 de Felipe Calderón Hinojosa. Así, el Poder Legislativo reprobó en forma consecutiva la administración de Calderón: primero fue la cuenta 2008 y hoy la 2009. Se espera que antes del lunes 30, fecha en que concluye el periodo ordinario de sesiones, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública haya concluido el dictamen de la cuenta 2010; de no ser así, el trabajo se dejará “adelantado” para que lo retome la próxima Legislatura federal. El dictamen elaborado por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, el priista Alfonso Navarrete Prida, recibió 216 votos a favor de que se rechazara la cuenta; 83 en contra del PAN, y cero abstenciones. El dictamen que reprueba la cuenta pública 2009 tuvo como base la revisión de la Auditoría Superior de la Federación, instancia que concluyó que no existen los elementos suficientes para aprobarla, debido al mal uso de los recursos públicos. Al argumentar el dictamen, Navarrete Prida destacó que los objetivos de empleo y crecimiento quedaron muy por debajo de lo estimado. Al concluir el año, el Producto Interno Bruto (PIB) presentó una caída de 6.1%; el precio del barril de petróleo fue muy por debajo de los pronósticos; el dólar se cotizó hasta en 13.7 pesos, y la inflación fue de 3.6%. También sostuvo que las exportaciones e importaciones se redujeron de manera significativa; el número de trabajadores asegurados retrocedió en 181 mil 271 respecto del año anterior. “Los resultados revelan deficiencias en la capacidad del Ejecutivo para identificar correctamente los embates externos y actuar oportuna y adecuadamente para proteger el mercado interno. “La orientación de la política macroeconómica de México en los últimos años fue garantizar las condiciones de equilibrio macroeconómico, sin importar el bajo desempeño económico”, señaló. Además, llamó la atención al hecho de que los gastos erogados en servicios personales en las dependencias federales, particularmente en las instituciones de seguridad pública y nacional, crecieron 12%, mientras que la inseguridad se elevó considerablemente en 2009, ubicándolo como el año más violento de esa década. El PRI sostuvo en tribuna que de cada 10 auditorías que realizó la ASF, siete resultaron negativas. Y ante el cuestionamiento de los panistas, en el sentido de que las entidades federativas recibieron grandes cantidades de recursos, “como el Estado de México” en tiempos de Enrique Peña Nieto como gobernador, y en ese caso no se hacen observaciones, Navarrete Prida reviró que sí hubo observaciones, pero “todas fueron solventadas”. Más aún, para defender las gestiones de los gobernadores, Navarrete Prida ofreció una rueda de prensa, en donde destacó que el Ejecutivo federal se endeudó en 20% más que el año anterior y “guardó” en fideicomisos unos 400 mil millones de pesos, recursos que por cierto “no se utilizaron para combatir el problema de la recesión que se vivió no sólo en el mundo, sino también en México”. El PAN volvió a la carga y reclamó que el rechazo a la cuenta tuvo un “tinte electoral”. En este punto, Navarrete Prida respondió con una negativa y aclaró que cada uno de los señalamientos tiene un sustento técnico y un soporte de la ASF. En defensa, el nuevo coordinador del PAN, Alberto Pérez Cuevas, calificó de “pérdida de tiempo” la discusión, tanto de la cuenta pública de 2008 como la de 2009, “pues las observaciones formuladas por la ASF ya habían sido solventadas”. Enseguida demandó que en lugar de invertir el tiempo en tal discusión que, aseguró, “tiene tinte político”, la Cámara debiera estar discutiendo la Ley de Víctimas que la sociedad demanda. Por otra parte, durante la amplia sesión de este jueves 26, la Cámara aprobó modificaciones a la Ley de Tratados Internacionales, con el rechazo de la izquierda. Más tarde, cuando se iban a discutir varias modificaciones al Código Penal, PT, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) rompieron el quórum por considerar que el pleno intentaba aprobar fast track y con dispensa de trámite una reforma que “viola los derechos humanos”. La discusión continuará este viernes 27 y se espera que PRI y PAN avalen el nuevo Código Federal del Proceso Penal Acusatorio.

Comentarios