Descarta IFE que la inseguridad sea principal obstáculo para la elección

lunes, 21 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Federal Electoral (IFE) aseguró hoy que la inseguridad, la generada sobre todo por el crimen organizado, ya “no es el principal obstáculo” en la organización de las elecciones. De hecho, será posible instalar casillas –prácticamente está lista la integración de las mesas directivas-- en las secciones de “atención especial”, aquellas que tenían diversos problemas, desde inseguridad y violencia hasta creencias religiosas, que no hablan español, migración o que se rigen por usos y costumbres, entre otros. Un corte a febrero indicaba que de las 66 mil 740 secciones electorales que hay en el país, 9 mil 343 (14%) era de atención especial. Pero de éstas, poco menos de la mitad, 4 mil 4, tenían problemas de inseguridad. Esas 4 mil 4, representaban, a ese corte de febrero, el 6% del total de secciones y 43% de las secciones de atención especial. “Al día de hoy no hay una sola sección de atención especial por ningún motivo”, dijo el consejero electoral Alfredo Figueroa, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del IFE. En conferencia conjunta con el consejero electoral Marco Antonio Baños, integrante de esa comisión, ambos matizaron el problema de la inseguridad. “El IFE enfrenta los problemas naturales, normales, consustanciales a una elección. Hemos considerado el tema de la inseguridad como una variable en la planeación institucional, y el IFE ha logrado concretar los convenios que necesita con las autoridades competentes”. Baños reconoció, empero, que la inseguridad es, en efecto, un problema que está presente en el país. “Pero en términos operativos, el Instituto en este momento no tiene como su principal obstáculo para organizar las elecciones el tema de la inseguridad”. Insistió: “El problema de la inseguridad, siendo un problema de carácter nacional y el IFE siendo atento a esa problemática, no ha impedido hasta el momento que se pueda avanzar en la instalación de las mesas directivas de casilla, en la ubicación de los lugares donde van a estar las casillas y en la integración de las propias mesas directivas de casilla.” En suma, dijo, “la violencia no es el rango distintivo del proceso electoral que está en marcha”. El propósito de la conferencia de los consejeros integrantes de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral fue dar a conocer la información relativa a la recién concluida primera etapa de capacitación. De ella se desprenden los siguientes datos: --Funcionarios del IFE visitaron a cerca de 8 millones de personas que resultaron sorteadas en una primera insaculación. --Luego, más de 30 mil capacitadores y asistentes electorales visitaron en sus domicilios a los ciudadanos sorteados. --Concluida la primera etapa de capacitación, el IFE cuenta con 2 millones 352 mil 227 ciudadanos aptos para fungir como funcionarios de casilla; un 234.7% más (o 1 millón 350 mil personas más) de los que se requieren para atender las 143 mil 190 casillas que se instalarán en el país. “Con esta cifra el IFE pone claramente de manifiesto que contamos con el número suficiente de personas en todas las casillas electorales que se instalarán en el país para fungir como funcionario de mesa directiva de casilla”, dijo el consejero Figueroa. --En relación con los materiales electorales, ya hay más de 160 millones de boletas electorales impresas, las que corresponden a Presidente de la República y a senadores. “Estamos al 100% en esas dos boletas en todo el país”, dijo Figueroa. --Prácticamente, el resto de os materiales electorales está al 100% en su etapa de producción, salvo las marcadoras de credenciales, que están casi al 69%. --Las urnas donde se depositarán los votos de presidente y de senadores serán de material translúcido; es decir 65 mil urnas, en principio, serán transparentes. Se usarán urnas no transparentes que fueron empleadas en otros procesos electorales, en los casos de diputados. --La marcadora de credenciales será nueva, con tecnología más avanzada; el aplicador del líquido indeleble se ha mejorado; no se usará crayola para cruzar en la papeleta, sino un lápiz especial, mandado a producir específicamente para ese propósito y será de color rosa. --Un 11.7% de los ciudadanos insaculados, es decir seleccionados para fungir como funcionarios de casilla, rechazaron participar en el proceso. En la elección intermedia de 2009 el rechazo fue de 11.2%. La principal causa del rechazo, aseguró el consejero Baños, fue la migración, no la inseguridad. --De las 143 mil 190 casillas aprobadas por el IFE, sólo en 33 –el 0.02%--, no se ha logrado la integración completa de las mesas directivas. Problema que será subsanado de aquí a la jornada electoral, pues el IFE cuenta con un promedio de 2.5 personas capacitadas por cada uno de los cargos en la mesa directiva de casilla (presidente, secretario, escrutadores). Finalmente, los consejeros electorales pronosticaron, más bien a título personal, que la concurrencia de votantes el próximo 1 de julio, será mayor a la registrada en la presidencial de 2006, no obstante que de 1994 a la fecha la tendencia ha sido de una notable disminución. Ese año, en la elección que ganó Ernesto Zedillo Ponce de León, la participación de votantes fue de 77%; en la de 2000, que ganó Vicente Fox, fue de 64%, y en el 2006, con el triunfo de Felipe Calderón, bajó a 58.5%. Sin embargo, el consejero Baños se mostró optimista de que habrá “una participación nutrida de electores”. La razón: “Hay que tomar en cuenta que, aparte de la elección que está en marcha a nivel federal para elegir un nuevo presidente de la República, elegir senadores y diputados federales, hay 15 entidades que tienen a su vez procesos comiciales. “Es la primera vez en la historia de nuestro país que tenemos elecciones coincidentes en 15 entidades federativas, entre ellas la que electoralmente es la más grande, que es la del Estado de México.”

Comentarios