Rectifica gobierno de Quintana Roo: valida bodas gay

jueves, 3 de mayo de 2012
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El gobierno quintanarroense terminó por aceptar la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo al validar los enlaces de Sergio Arturo Monje Cruz y Manuel Reyes Chale de la Fuente, así como de María Patricia Novelo Infante y Areli Castro García de Alba. Después de dos fallidos intentos en Cancún y en Chetumal, ambas parejas se casaron simultáneamente en las oficinas del Registro Civil el pasado 28 de noviembre en el municipio maya de Lázaro Cárdenas, gobernado por el PAN, gracias a un resquicio en la última reforma al Código Civil, aprobada en 2010, que no especifica que los contrayentes debían ser un hombre y una mujer. Luego de la sorpresa, el secretario de Gobierno, Luis González Flores, quien encabezó la Gran Comisión de la Legislatura anterior, en la que se reformó por última vez el Código Civil, en un escueto comunicado anunció que se revisaría la validez de esas uniones. No se dijo más. En febrero pasado los matrimonios recibieron, como terceros perjudicados, una notificación de la Dirección General del Registro Civil, en la que se les informaba que había dado entrada a un recurso de revisión interpuesto por una ciudadana de Kantunilkín, cabecera de Lázaro Cárdenas, quien se oponía a las bodas gay. Debido a ello, el 13 de abril se declaró su nulidad. Las parejas afectadas, respaldadas por organismos no gubernamentales, acusaron al gobierno priista de Roberto Borge Angulo de “homofóbico” y “discriminador”, lo que éste se apresuró a negar. También llevaron sus denuncias por violaciones a los derechos de los contrayentes ante instancias como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Hoy, en rueda de prensa, ambas parejas y el Colectivo Diversidad explicaron que finalmente lograron un diálogo con las autoridades estatales. También destacaron que se hizo cargo del caso “la autoridad inmediata superior al Registro Civil estatal, directamente Harley Sosa Guillén, en su carácter de subsecretario de Asuntos Jurídicos adscrito a la Secretaría de Gobierno” quintanarroense. Añadieron que con fecha 20 de abril se les hizo llegar un documento en el que se les notifica la promoción de un recurso de revocación contra la resolución de la directora general del Registro Civil, Adelaida Catalina Sánchez Silva, que anulaba ambas actas matrimoniales. Según el análisis jurídico, se resolvió que la nulidad de los enlaces declarada por Sánchez Silva se basó “en notorios vicios”, pues la funcionaria “resolvió con base en disposiciones jurídicas que no eran vigentes, a pesar de estar obligada a hacerlo conforme a modificaciones de diciembre de 2010”. En el resolutivo se les señala que “el matrimonio entre personas del mismo sexo no denigra la institución de la familia, puesto que constituye vínculos afectivos que se presentan en la sociedad y que son reconocidos por el derecho, el cual se encuentra en constante evolución. “Su prohibición constituiría un trato discriminatorio hacia las personas, pues el concepto de familia no puede ir ligado a la procreación, es decir, son consecuencias del mismo el tener descendencia o no… partiendo de eso, cualquier individuo tiene derecho a constituir una familia, independientemente de la identidad u orientación sexual que éste tenga... respetando la dignidad humana”. Finalmente, se admite que “la Dirección General del Registro Civil transgredió el principio de congruencia que debe regir todas las resoluciones administrativas, realizó apreciaciones jurídicas que se apartan de la realidad y del marco legal vigente, no respetando el principio de congruencia ni la apreciación de las pruebas reunidas ante el”. Después de dar a conocer el resolutivo, las parejas confirmaron que se revocó la nulidad, con lo que quedó aprobada la validez de los matrimonios entre parejas del mismo sexo en la entidad, y adelantaron la celebración de las siguientes bodas gay en Quintana Roo. Aunque el gobierno del estado no ha hecho ningún pronunciamiento, “según nos dijeron porque estamos en tiempos electorales y no pueden hacerlo”, las parejas invitaron al gobernador a participar, “si no puede en una gran celebración, por lo menos en un pequeño brindis para celebrar el acontecimiento”. También solicitaron a Borge Angulo impulsar proyectos de turismo gay y al ayuntamiento crear una coordinación de turismo diverso que se verá atraído con la posibilidad de contraer nupcias en esta entidad.

Comentarios