Debate JVM con los mismos discursos; Calderón la inspira, dice

MÉXICO, D.F. (apro).- Evasiva ante los señalamientos por su escaso trabajo legislativo así como por los fracasos de los gobiernos surgidos del PAN en materia económica y de seguridad, Josefina Vázquez Mota concentró su participación en el primer debate entre candidatos presidenciales en descalificar al priista Enrique Peña Nieto, y repetir de manera textual fragmentos de sus discursos cotidianos. No obstante, se proclamó ganadora, como también lo hicieron diferentes encuestas publicadas por medios de comunicación. Vázquez Mota compartió con Felipe Calderón el triunfo que afirma haber obtenido en el debate con los candidatos presidenciales. “Yo no hubiera podido ganar este debate sin las cuentas de este gobierno”, afirmó la candidata del PAN en el festejo que encabezó al lado de Margarita Zavala, la mujer de Calderón, cuyos logros de su administración, añadió, “los tenemos que presumir”. Esto último fue una instrucción dada precisamente por Margarita Zavala, durante una reunión en la casa de campaña de Vázquez Mota, celebrada el pasado lunes y de la cual este portal informativo dio cuenta. Junto a sus exadversarios internos Ernesto Cordero y Santiago Creel, así como la cúpula del PAN, Vázquez Mota elogió sin cesar a Calderón: “La fuerza me la ha dado este gobierno”. Inclusive puso a Calderón como su inspiración al evocar cómo en la elección de 2006, siendo ella la coordinadora de su campaña, lo vio ensayar los debates, a pesar del cansancio. Apenas terminó el debate entre los candidatos presidenciales, Vázquez Mota se trasladó al restaurante que el PAN improvisó como sala de prensa, frente al World Trade Center, y ahí dijo que se había impuesto a Enrique Peña Nieto y a Andrés Manuel López Obrador. En el reducido vestíbulo del local, Vázquez Mota giraba instrucciones a Max Cortázar para que revisara las encuestas, insistiéndole en la que publicaría el diario Reforma en su sitio de Internet. Luego de una entrevista, ahí mismo, con Milenio Televisión, se trasladó al auditorio BlackBerry, en la colonia Condesa, donde unos 200 panistas siguieron el debate en pantallas y a donde ella más tarde, como parte del festejo, llamó a ir por los indecisos, en especial por los jóvenes y las mujeres. “Hoy empieza el verdadero posdebate”, les advirtió, y los instruyó a que los jóvenes deben ser el objetivo: “Que su primera vez sea con Josefina Vázquez Mota”. Pese a que no se llenó el auditorio, y aun vallas de seguridad que quedaron amontonadas porque no hubo tumultos, la respuesta de los asistentes fue de apoyo: “¡Presidenta, presidenta, presidenta!”. La candidata del PAN agradeció a sus colaboradores su asesoría para el debate, incluyendo a Cordero y Creel, pero omitió a Diego Fernández de Cevallos, quien supuestamente la entrenó. “A diferencia del candidato del PRI, a nosotros sí nos dio tiempo para contestar”, dijo en alusión a los reiterados comentarios de Peña Nieto, inconclusos por la escasez de tiempo para dar respuesta a los cuestionamientos. El debate Vázquez Mota fue la primera en abrir fuego y así se mantuvo a través del encuentro organizado por el Instituto Federal Electoral (IFE), indiferente a los otros dos participantes, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri. Desde su presentación, sin ninguna mención explícita pero en coherencia con la campaña lanzada por los candidatos a diputados federales y senadores del PAN, en que acusan a Peña Nieto de mentir sobre sus presuntos compromisos cumplidos cuando fue gobernador del Estado de México. “Es tiempo de la verdad porque solamente la verdad nos une, solamente la verdad nos da fortaleza. La verdad nunca divide. Hoy quiero decir por qué soy una candidata diferente, porque quiero el México ciudadano y libre, porque no pertenezco a grupos de poder y privilegios, porque soy honesta y puedo mirarlos a los ojos”, expresó. Sin embargo, no salió tan bien librada, pues además de las refutaciones de Peña Nieto que no pudo responder, cuando éste le cuestionó con insistencia sobre su conocido ausentismo a las sesiones de la Cámara de Diputados, la panista se limitó a decir que era mentira y que si tenía más información la denunciara en la instancia competente. Lo nuevo de Josefina Las intervenciones de Vázquez Mota fueron repeticiones exactas –aunque fragmentadas– de sus discursos cotidianos, tanto en las descalificaciones como en las propuestas. De hecho, pocas expresiones novedosas. La primera, sobre el caso Paulette, cuya muerte puso en entredicho la actuación de la Procuraduría de Justicia del Estado de México, lo cual fue refutado por Peña Nieto quien la acusó de intentar lucrar políticamente con la muerte de una niña. Las otras fueron sobre sus propuestas. En la primera ronda, “Economía y Empleo”, la candidata debió hablar sobre su propuesta en materia de telecomunicaciones. Entonces dijo que era necesario darle certidumbre a los concesionarios y abundó: “México requiere, no una tercera, cuarta, quinta o sexta cadena de televisión. México requiere tantas cadenas como la tecnología lo permita y como los consumidores lo necesiten. Sólo en la competencia los ciudadanos volverán a tener el poder”, expresó. En su réplica, Enrique Peña Nieto hizo una crítica al manejo económico de los últimos 10 años, lo que fue aprovechado por Vázquez Mota para iniciar el intercambio de críticas con el priista, insistiendo en lo que ha sido su discurso de campaña: que Peña Nieto miente y le restregó al priista una serie de indicadores, en especial, de competitividad. Otra propuesta que Vázquez Mota no había expuesto fue la eliminación de las cuotas obrero-patronales, en la que insistió en dos ocasiones durante el debate. Aunque la panista ha venido asegurando que de ser presidente se dedicaría a aumentar la calidad de los servicios de salud y seguridad social, e inclusive esta noche se comprometió a garantizar el saneamiento del sistema pensionario, no dijo cómo hacerlo careciendo de dichas cuotas que sostienen la seguridad social en el país. “Vamos a eliminar las cuotas obrero-patronales para que, de esta forma, no solamente demos este seguro de desempleo temporal y esta cuenta bancaria, sino podamos tener una generación de empleos con responsabilidad fiscal y reducir significativamente la economía informal”. Evitando en todo momento mostrarse crítica con el gobierno de Felipe Calderón, surgido de su mismo partido, Vázquez Mota dejó entrever en sus planteamientos las deficiencias del gobierno actual. Por ejemplo, en materia económica insistió en decir que México debe “volver a crecer”, en términos de seguridad habló de “recuperar la paz” y de tener justicia, y aun, de proponerse construir un México con libertades. Otros aspectos que no había planteado, tienen que ver con duplicar el presupuesto para ciencia y tecnología, además de centralizar en una misma institución todos los organismos de educación superior y de investigación. Vázquez Mota hizo suyos los planteamientos del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, al pronunciarse por la protección de las víctimas y felicitar la nueva legislación en la materia. Entre otras expresiones –críticas veladas al gobierno de Calderón– sobre la situación actual del país, la panista expresó: “Lo más importante para mí es regresar la seguridad y la reconstrucción de la paz”. Ya en el festejo, flanqueada por Gustavo Madero y Margarita Zavala, además de compartir su “triunfo” en el debate con Calderón, llamó a sus simpatizantes a “ir por los indecisos”, y a cuidar los votos que ya tiene su partido, como lo hizo el pasado viernes en su encuentro con la cúpula panista.

Comentarios