Indaga Procuraduría del DF escándalo sexual de exdelegado en Tláhuac

martes, 19 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) intentará poner las cosas en claro en el escándalo sexual en el que se encuentran implicados el delegado con licencia en Tláhuac, Rubén Escamilla Salinas, y la trabajadora de esa demarcación, Rubí Esmeralda Rojo. La semana pasada se difundió un video en YouTube en el que se ve a Esmeralda Rojo practicándole sexo oral al candidato de la izquierda a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en su propia oficina. Luego de que el video empezó a circular, la mujer declaró que Escamilla la forzó y que a cambio le prometió darle una plaza en la delegación. Sin embargo, Escamilla dio otra versión sobre el hecho: dijo que sostiene una relación extramarital con Esmeralda y que ella y su tío, de nombre Francisco Martínez Rojo, quien fue delegado en esa misma demarcación, trataron de extorsionarlo con 750 mil pesos para no subir el video a la red social. Por esa razón, dijo el delegado con licencia, interpuso una denuncia en la PGJDF por el presunto delito de extorsión. Sobre el asunto, el titular de esa dependencia, José Rodríguez Almeida, detalló que el aspirante a legislador local acusa a la mujer y a su tío, el exdelegado, de confabularse para extorsionarlo. “Todas las personas que están relacionadas con este evento, por supuesto que serán llamadas al Ministerio Público”, advirtió el procurador. Cuestionado sobre si también se indagará algún delito cometido por el hoy candidato a la Asamblea Legislativa, el funcionario capitalino agregó que si dentro de la investigación por extorsión encuentra otra conducta ilícita, la dependencia actuará en consecuencia. “Vamos a verificar a ver si se puede dar algún género de delito de otra índole”, agregó. A raíz del escándalo, el candidato del Movimiento Progresista a diputado local por el distrito 35 suspendió sus actividades proselitistas, mientras que Esmeralda Rojo Ramírez dejó de asistir a laborar a la delegación Tláhuac. El pasado lunes 18, Escamilla declaró que la mujer seguía laborando en la demarcación con el mismo salario de 2 mil pesos mensuales. El candidato de las izquierdas al gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, pidió al PRD aplique los estatutos y resuelva con apego a la legalidad el caso de Rubén Escamilla.

Comentarios