Rechaza Costa Bonino en carta que se hayan pedido 6 MDD para AMLO

sábado, 2 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En una carta publicada anoche a través de su cuenta de Twitter, el estratega electoral Luis Costa Bonino, uno de los principales implicados en el caso del “charolazo”, brinda detalles y da su versión sobre qué fue lo que sucedió en la reunión donde personajes ligados a Andrés Manuel López Obrador presuntamente solicitaron a empresarios seis millones de dólares para apuntalar la campaña del tabasqueño. En la misiva, el doctor en Ciencia Política rechaza tajantemente que se haya pedido esa cantidad. El miércoles pasado el periódico El Universal reveló información y un audio sobre dicho encuentro presidido por Luis Creel -primo del panista Santiago Creel-, al que también asistieron el cineasta y guionista Luis Mandoki, y Adolfo Hellmund. La reunión se efectuó el pasado jueves 24 de mayo en una casa de Las Lomas de Chapultepec. En la carta que publica a través de su cuenta de Twitter, Costa Bonino rechaza que se hayan pedido seis millones de dólares a los empresarios que acudieron a la cena. Asimismo, deslinda a Andrés Manuel López Obrador al señalar que éste desconocía la existencia del encuentro privado. El uruguayo reitera en el texto que la grabación que difundió El Universal es clandestina, ilegal, editada y manipulada. A continuación se reproduce la carta completa: Sobre la cena en casa de Luis Creel 1 de junio de 2012 Hace unos cuantos días se realizó en casa del Señor Luis Creel una cena, convocada por él, en su domicilio particular. El objeto de esta cena fue el interés de un grupo de empresarios, conocidos o amigos del señor Creel, en apoyar la campaña electoral de López Obrador. Ellos dijeron que, a pesar de que repetidamente habían solicitado reuniones con el candidato, éste nunca los había atendido. Estos empresarios querían tener un análisis, un diagnóstico e información, del estado de la campaña, y de sus necesidades, para ver de qué manera podían ayudar y apoyar. Esta fue una cena privada. Privacidad que fue violada por la difusión de un audio clandestino, ilegal, editado y manipulado, con la intención de tratar de hacer creer a la opinión pública de que allí había ocurrido algo indebido, y entonces poder atacar políticamente al Candidato Presidencial López Obrador. La primera manipulación fue haber quitado la prueba de la premisa fundamental y esencial de esa cena. Se dijo y se aclaró, extensamente, que López Obrador, quien desconocía la existencia de esta cena privada, no había pedido jamás, nunca, en ningún caso, en el pasado o en el presente, dinero a nadie. También se puso el acento, en profundidad, de que no existía, ni iba a existir nunca, ningún tipo de compromiso, de ninguna naturaleza, con quienes eventualmente decidieran apoyar la campaña. Lo cual llegado el caso, harían por las vías legales correspondientes, según las formalidades previstas por la ley electoral. Los participantes mencionaron que, aunque sabían que la agenda del candidato estaba extremadamente ocupada, tenían mucho interés en verlo brevemente en algún momento. Por lo que se dijo que se iba a hacer el mejor esfuerzo para que pudieran encontrarse en algún corto espacio de su agenda. Esta parte del audio fue nuevamente manipulada, para sugerir, engañosamente, que se ofrecía ver al candidato a cambio de recursos. En esa cena NUNCA SE PIDIERON SEIS MILLONES DE DÓLARES. Lo que se realizó fue una estimación de las necesidades de recursos de la campaña, que no se cubrirían evidentemente solamente con apoyo de privados, y mucho menos con los asistentes a esa reunión. La estimación de los seis millones de dólares era un cálculo que incluía, en su mayor parte, la necesidad de aumentar sensiblemente la presencia de espectaculares en todo el país. Para esta cena, hice un análisis y un diagnóstico personal, que se realizó en un ámbito privado, lo cual no contradice ninguna norma legal. Quiero destacar que no soy asesor de la campaña, y que no tengo con ella ningún tipo de contrato o de compromiso. Quiero señalar que el audio de esta cena privada fue utilizado, de manera ilegal, y manipulado, para atacar la imagen de un Candidato que no estaba presente ni conocía la reunión, y para difamar personas respetables, de conocida trayectoria profesional. Por último es importante recalcar que hoy se ataca al Candidato López Obrador, en torno a presuntos aportes imaginarios, que en la realidad nunca se hicieron, sobre apoyos que nunca se concretaron, sobre transferencias que nunca existieron. Es decir sobre Nada, sobre absolutamente nada. Sobre Cero. Dr. Luis Costa Bonino Doctor en Ciencia Política del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de París

Comentarios