Juicio pendiente frena salto de alcaldesa "chapulina" al Senado

miércoles, 11 de julio de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- El Instituto Federal Electoral (IFE) informó que la priista Ivonne Álvarez García, quien ganó la candidatura al Senado en la pasada elección, tiene pendiente un juicio administrativo en su contra que deberá resolverse antes de que tome posesión de su nuevo cargo. “Actualmente existe un juicio interpuesto en el Juzgado Primero de Distrito en materia administrativa en contra de la separación definitiva de la C. Ivonne Liliana Álvarez García al cargo de presidenta municipal del municipio de Guadalupe, por lo que este consejo se mantiene atento a la decisión jurisdiccional de dicha autoridad que pudiera impactar la resolución de este acuerdo”, se lee en el acta A10/NL/CL/29-03-12 del IFE. Pese a que el pasado viernes 6 recibió la constancia de mayoría por parte del IFE, el registro de Álvarez García ante el órgano electoral fue condicionado por la Junta Local, en virtud de que, al momento de inscribir su candidatura, la priista había solicitado licencia a la alcaldía de Guadalupe. Días después, una ciudadana de ese municipio se amparó contra la separación de Álvarez, por considerar que violentaba sus derechos ciudadanos al no concluir el mandato por el que había sido votada por los guadalupenses. Tras revisar el caso, un tribunal ordenó a la priista regresar al puesto, pero ésta hizo caso omiso. Ese fue el motivo por el que la Junta Local del IFE inscribió en el tercer punto de los considerandos que Álvarez tenía aún pendiente un juicio en su contra. Pero el pleito de Ivonne en los tribunales inició en 2009, cuando estaba en campaña para la alcaldía de Guadalupe. En esos días prometió que de ser elegida terminaría su mandato hasta el 31 de octubre de este año. No obstante, la alcaldesa priista incumplió y renunció a la presidencia municipal el 20 de enero pasado para buscar la senaduría por el PRI. El 20 de febrero, la ciudadana Dinorah Cantú interpuso una demanda para proteger sus derechos ciudadanos y se inconformó por la salida de Álvarez. Días después, el 7 de marzo, el juez tercero en materia administrativa revocó la licencia, por lo que Álvarez regresó a su puesto al día siguiente. El 16 del mismo mes, el juez sobreseyó la demanda de Cantú al señalar que no había acto que reclamar, pues la alcaldesa había regresado a la silla municipal. Cinco días después, la edil pidió licencia por segunda vez y se registró ante el IFE, pero condicionada. Tras ello, la ciudadana Sara Luz Sánchez interpuso otro juicio de amparo y un tribunal colegiado ordenó a Álvarez que regresara al puesto, pero dicha orden fue ignorada por la candidata. Después de que el IFE entregó la constancia de mayoría a la alcaldesa, el juez primero en materia administrativa dio vista al Ministerio Público para que tomara medidas frente al más reciente desacato del cabildo de Guadalupe. Y es que el cuerpo edilicio no le dio cumplimiento a la ejecutoria del tribunal colegiado que ordenaba que Álvarez fuera restituida en su puesto, en lugar de Carlos Rodríguez, quien funge como alcalde sustituto.  

Comentarios