Gurría niega cargo en gabinete de EPN; sólo colabora con equipo de transición, dice

martes, 28 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), negó hoy que vaya a formar parte del gabinete del priista Enrique Peña Nieto. Aclaró que su participación se limita a ayuda al equipo de transición. Luego de una reunión con miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el secretario de Hacienda en el sexenio de Ernesto Zedillo afirmó: “Sólo estamos ayudándole al gobierno de México, al equipo de transición y lo seguiremos haciendo ya que se instale, pues en esa forma consideramos que le podemos ser más útiles.” De acuerdo con Gurría, hasta el momento no ha recibido ninguna propuesta para participar en la próxima administración, y dijo que desde su posición actual, como funcionario de la OCDE, seguirá apoyando al país. Por otra parte, aseguró que el proceso electoral –impugnado por la izquierda por la supuesta compra y coacción del voto para beneficiar a Peña Nieto--, fue una elección “ejemplar y con claros resultados”, por lo que descartó la posibilidad de conflictos sociales. El economista se dio tiempo para felicitar al Instituto Federal Electoral (IFE) por su trabajo y se confió en que una vez que el Tribunal Electoral dé a conocer su fallo final puedan iniciar los trabajos propios de la transición. Eso sí, advirtió que la próxima administración tomará las riendas del país en medio de condiciones internacionales complejas y difíciles, con una desaceleración económica mundial y un crecimiento de 1.5 por ciento en Estados Unidos, principal socio comercial del país, e incluso negativo en algunos países de Europa. Como en otras ocasiones que visita el país, Gurría enfatizó que “México va a tener que redoblar el paso”, aunque admitió que el país está en mejores condiciones económicas, no dejó de reconocer que se viven también “condiciones muy difíciles”. La receta para lograrlo, según el representante de la OCDE es a través de incrementar la productividad total del país que hoy se mantiene en niveles negativos, pese a las condiciones de estabilidad macroeconómica. José Ángel Gurría insistió en la aprobación de las reformas estructurales para ir al mismo paso que los países desarrollados. Por lo anterior, calificó por último de positiva la propuesta de discutir primero en el Congreso la reforma política, ya que la fiscal, laboral y energética necesitarán de mayor tiempo para su aprobación.

Comentarios