Llama Medina Mora a EU a que frene la venta de armas al narco

jueves, 10 de enero de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- México “es respetuoso de la Segunda Enmienda” que permite a los estadunidenses adquirir armas, pero ésta “nunca estuvo ni debe estar diseñada para armar a grupos criminales extranjeros. Y este es un punto fundamental que tenemos que hacer valer”, afirmó Eduardo Medina Mora, recién nombrado embajador de México en Estados Unidos. En conferencia de prensa realizada en la sede de la cancillería mexicana, el embajador se pronunció a favor de que se instrumente de modo distinto ese derecho de los estadunidenses a poseer armas. El diplomático recordó que tras el fin de la prohibición de la venta de rifles de asalto –medida que estuvo en vigor durante diez años—, “aumentó la potencia de fuego de los grupos criminales”, particularmente los que operan en nuestro país. Medina Mora señaló que “a partir de la terrible tragedia en el estado de Connecticut, donde varios pequeñitos perdieron la vida, se abre una ventana de oportunidad para el presidente estadunidense (Barack) Obama”, quien encargó a una comisión un informe que presente opciones para regular la venta de armas. “Hay mejores maneras para regular eso”, acotó Medina Mora. A pregunta de reporteros, expresó que la cooperación con Estados Unidos en materia de seguridad será un “tema permanente”, pero enfatizó que aquélla debe “alinearse” a un objetivo prioritario exteriorizado por el gobierno de Enrique Peña Nieto: la reducción de la violencia. “¿Qué significa esto? –se preguntó el embajador--. Significa que la responsabilidad fundamental del Estado mexicano es la de construir un México en paz (…) Sobre esta base, la estrategia de seguridad de este gobierno se enfoca en mejorar las capacidades institucionales, el control territorial y la fortaleza de seguridad y de justicia. La cooperación con Estados Unidos, por consecuencia, tiene que alinearse a estos objetivos de manera prioritaria”. Además, remarcó que “esta cooperación” debe hacerse “de manera ordenada”; es decir, “que la parte mexicana presente un frente unificado y coordinado; y esperaríamos, de la misma manera, tener una respuesta unificada y ordenada del lado de Estados Unidos”. No obstante, aceptó que “hay cambios de enfoque en esta lógica, pero tiene que haber continuidad” en la responsabilidad compartida con Estados Unidos en materia de seguridad. Sin embargo, Medina Mora no precisó qué medidas concretas presentará México para “alienar” la cooperación con Washington y evadió la pregunta de si entraría a revisión la Oficina Binacional México-Estados Unidos en la que trabajan en el país miembros de agencias de inteligencia y de seguridad estadunidense. Respecto del tema de la legalización de la mariguana en los estados de Colorado y Washington, el embajador señaló que no es un tema agotado en Estados Unidos, pues está pendiente la posición del Departamento de Justicia de ese país, y señaló la existencia de un eventual conflicto en este tema entre las jurisdicciones locales y la federal estadunidense. El también extitular de la Procuraduría General de la República (PGR) advirtió, sin embargo, que “un cambio de paradigma en el tratamiento regulatorio de las drogas sólo se puede dar multilateralmente, internacionalmente y simultáneamente”. Durante la rueda de prensa, Medina Mora sostuvo que la agenda bilateral con Estados Unidos es “muy amplia y compleja”, en la que no se pueden “ignorar temas para privilegiar otros”, en sutil referencia a la política del gobierno anterior de Felipe Calderón, que centró la relación bilateral en el tema de la seguridad y el combate al narcotráfico. Sostuvo que en los últimos 18 meses la imagen del país en los medios de comunicación y en los círculos internacionales “ha evolucionado de una manera positiva". “Lo que está surgiendo ahora es una visión del país de gran optimismo, donde se subraya la enorme potencialidad en materia de desarrollo económico, cómo se consolida el país y la región de Norteamérica como una plataforma muy competitiva de manufactura, cómo podemos crear empleos y construir una mejor circunstancia económica que no podría ser si estuviéramos descarrilados por una circunstancia de disfuncionalidad en temas como el de la seguridad y otros”, afirmó.

Comentarios