Casino Royale: citan a ombudsman por "actuación irregular"

miércoles, 2 de enero de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) demandó a la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Nuevo León, Margarita Martínez Garza, que obedezca la recomendación que emitió sobre su “actuación irregular” en el caso del ataque incendiario del Casino Royale, ocurrido el 25 de agosto del 2011. En un enérgico pronunciamiento fechado este miércoles y titulado “CEDH Nuevo León no acepta recomendación por el caso del casino Royale”, Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la CNDH, anunció que pedirá al Congreso local que cite a la ombudsman estatal para que explique su renuencia a acatar la resolución 66/2012, relacionada con el atentado a la casa de apuestas, en el que 52 personas murieron asfixiadas y otras 11 resultaron lesionadas. El organismo nacional difundió el 29 de noviembre del 2012, una recomendación en la que acusó al órgano nuevoleonés de obstruir la investigación que fue seguida por la CNDH para dilucidar la actuación de los servidores públicos frente a la tragedia. Por ocultar información sobre el incidente violento, Plascencia Villanueva envió recomendaciones el gobernador Rodrigo Medina y al entonces alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal. También incluyó entre las amonestaciones a las secretarías del Trabajo y Previsión Social (STPS) y a la de Gobernación (Segob). La CNDH determinó, luego de una investigación sobre la actuación de las autoridades en el evento ocurrido en la casa de apuestas de la colonia San Jerónimo, que los tres niveles de gobierno incurrieron en violaciones a los derechos humanos de las víctimas. También encontró que la CEDH de Nuevo León observó una actuación irregular, pues siguió investigando el asunto cuando la competencia de la indagación sobre este particular era de la comisión nacional. “Lo que representó una falta de respeto a la cultura de la legalidad, una ausencia de colaboración institucional y un intento por obstaculizar el trabajo del organismo nacional. Es de mencionarse que pese a lo anterior, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León no ha emitido pronunciamiento alguno respecto de las violaciones a los derechos humanos ocurridos en el casino Royale”, señaló el ombudsman nacional en su comunicado. Plascencia recordó que la CNDH recomendó a su homóloga nuevoleonesa -en el documento emitido en noviembre pasado-, diseñar e impartir entre su personal un programa de educación, formación y capacitación en materia de facultades y competencia de los organismos públicos en materia de derechos humanos. Y le pidió que ahora colabore en el trámite de queja que promoverá en el Congreso de Nuevo León. Destacó que la STPS y la Segob aceptaron ya la recomendación, “por lo que, para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el hecho de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León no aceptara tal determinación, no abona en la construcción de una adecuada cultura de respeto a los derechos humanos, ni mucho menos para favorecer a las víctimas”. Al final, el ombudsman nacional hizo una reflexión sobre la obligación de los funcionarios de cumplir con los preceptos legales: “Para la CNDH es fundamental que los servidores públicos del Estado mexicano cumplan con la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, tal y como lo establece el artículo 1, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sobre todo, tratándose de aquellos que trabajan en los organismos públicos de ésta naturaleza en nuestro país.” Por el multihomicidio del casino Royale, 17 personas han sido detenidas y sólo una se encuentra prófuga. Siete de los apresados recibieron sentencias de entre 75 y 100 años por su responsabilidad en la masacre. Los demás esperan ser notificados de sus respectivos castigos. Hasta esta tarde Martínez Garza no había respondido al nuevo pronunciamiento de Plascencia Villanueva.  

Comentarios