Ola de violencia deja 21 muertos

jueves, 3 de enero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La violencia no cede en el país en estos primeros días de 2013. Al menos 21 personas, entre ellas tres ellas una mujer colgada y un adolescente de 13 años fueron ejecutados en distintos hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado. En Chihuahua, una fiesta que se realizaba en el rancho La Curva, de Guadalupe y Calvo, terminó en tragedia cuando un grupo armado disparó contra tres mujeres, dos de ellas menores de edad. La mayor de ellas, identificada como María Josefina Almanza Bejarano falleció en el rancho, en tanto que sus hermanas de 13 y cinco años de edad, quienes recibieron balazos en glúteos y piernas, resultaron heridas y fueron trasladadas a un hospital. En la fiesta se encontraban vecinos de los ranchos cercanos. El ataque se registró alrededor de las 12 horas del martes, cuando las hermanas ya se retiraban del lugar. Otro ataque pero éste en Rocheachi, municipio de Guachochi, acabó con la vida de Luis Rey Olivas García y su hijo de 13 años de edad. De acuerdo con la Fiscalía Zona Sur, un grupo armado ingresó el miércoles pasado al domicilio de las víctimas, los sacó y los asesinó en el exterior. Los victimarios llevaron a cabo el asesinato frente a otra hija de Olivas García, una joven de 18 años de edad. En Durango cinco personas fueron ejecutadas en dos distintos hechos registrados durante las últimas horas. En el municipio de Súchil, colindante con Zacatecas, fueron localizados los cadáveres de tres hombres durante la tarde-noche del miércoles, ya en estado de putrefacción. Estaban abandonados en un paraje conocido como La Partida. Las otras dos víctimas fueron halladas en Gómez Palacio, municipio que junto con Lerdo, en Durango, y Torreón, en Coahuila, forma la zona conurbada de La Laguna. La Fiscalía General del estado informó que se trata de dos hombres jóvenes, de entre 20 y 28 años de edad, cuyos cadáveres fueron abandonados a un costado del bulevar Ejército Mexicano –el más transitado del municipio--, a la altura de la colonia Chapala. Ambos tenían heridas de bala en distintas partes del cuerpo. En Monterrey, una mujer fue colgada del cuello de un puente peatonal en la colonia Topo Chico, al norte de esta capital. A las 19:00 horas, la víctima no identificada, fue obligada por tres sujetos que la transportaban en un auto Pointer a subir al paso elevado en las calles Almazán y Zaragoza. Ahí le ataron una soga al cuello y la arrojaron al vacío. La mujer pereció de manera instantánea. En otro hecho, a las 12:00 horas de hoy, un hombre y una mujer fueron sustraídos de la casa donde vivían para ser ejecutados, en la calle San Cosme, de la colonia Rafael Buelna, al norte de Monterrey Los cadáveres que no habían sido identificados hasta esta tarde, quedaron tirados en la calle. En Apodaca, dos hombres fueron encontrados muertos a balazos en el interior de un coche con reporte de robo. Los cadáveres fueron hallados a las 8:00 horas en el interior del vehículo estacionado frente a una farmacia en el cruce de la carretera a Juárez y calle Río Pilón, de la colonia Pueblo Nuevo. Autoridades policíacas de Monterrey informaron que dos hombres fueron asesinados a balazos en las colonias Obrerista e Industrial, en el norte del primer cuadro de la ciudad. Ambos habían sido secuestrados horas antes. De acuerdo con las primeras indagatorias una de las víctimas, de unos 25 años de edad, fue bajada de un vehículo por desconocidos en el cruce de las calles Progreso y Jiménez, en la colonia Obrerista. Los sicarios le dispararon y luego huyeron. Cuadras más adelante, en el cruce de calzada Victoria y Bernardo Reyes, bajaron al otro, un joven de unos 20 años de edad. Le dispararon y abandonaron el cadáver sobre el pavimento. En otro hecho de violencia, en el municipio de Ecatepec, Estado de México, cuatro hombres y dos mujeres, integrantes de una familia de comerciantes, fueron asesinados a balazos la madrugada de este jueves en la colonia San Francisco de Asís. Según testigos, un grupo de hombres armados interceptó a las víctimas en el cruce de las calles Canaletas y Las Águilas cuando regresaban de un tianguis ubicado en Tultitlán, a bordo de una camioneta y un auto Altima, en los quetransportaban juguetes. En el lugar, los presuntos delincuentes amagaron a los comerciantes, los bajaron de sus vehículos y los obligaron a subir a otro en el que fueron asesinados a tiros.  

Comentarios