Meade citará a Wayne para aclarar espionaje de EU

martes, 22 de octubre de 2013
GINEBRA (apro).- Ante el presunto espionaje del que ha sido objeto el gobierno mexicano, el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Antonio Meade, citará al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, para exigirle que mantenga informado al país sobre las investigaciones al respecto. Así lo informó en esta ciudad el propio canciller mexicano, quien explicó que ante las más recientes revelaciones dadas a conocer el pasado fin de semana por el semanario alemán Der Spiegel, el gobierno mexicano exigirá al estadunidense una investigación exhaustiva que arroje resultados en breve tiempo y que además se deslinden responsabilidades y se tomen las determinaciones necesarias para asegurar que este tipo de actividades no se repitan. “La seguridad compartida dentro de una vecindad respetuosa y corresponsable no se puede construir violando la ley y vulnerando la confianza. México está convencido de que las prácticas de espionaje comentadas constituyen una violación a la norma, un abuso a la confianza construida entre países socios, y no hace honor a la amistad histórica entre nuestras naciones”, señaló Meade Kuribreña ante un grupo de periodistas convocados de última hora en la sede de la Misión Permanente de México ante los Organismos Internacionales en Ginebra. En un intento del gobierno mexicano por endurecer su postura ante el espionaje que habrían realizado los servicios de seguridad estadunidenses y que habrían infiltrado a la Presidencia mexicana, el secretario de Relaciones Exteriores aseguró que “frente a la falta de observancia del derecho internacional no se puede alegar búsqueda de equilibrios de ningún tipo: uso, costumbre ni práctica en contrario”. El funcionario federal explicó que desde el momento en que se dieron a conocer los primeros señalamientos en torno a un espionaje masivo, el presidente Enrique Peña Nieto lo instruyó a elaborar una protesta enérgica. En consecuencia, el mandatario estadunidense Barack Obama en una llamada telefónica con Peña Nieto, realizada el 5 de septiembre, se comprometió a ordenar la investigación correspondiente. “Hoy frente a estos nuevos elementos y ante una respuesta aún insuficiente y, por lo mismo, inadmisible, el gobierno de México quiere señalar con todo firmeza y claridad la necesidad de que se realice la investigación comprometida por el presidente Obama y que se amplíe para cumplir en alcance la nueva información; que ésta (la investigación) sea breve y que con base en sus resultados se deslinden responsabilidades”, leyó según el posicionamiento. El secretario de Relaciones Exteriores se encuentra en Ginebra, Suiza, encabezando a la delegación del Estado mexicano, en el marco del Examen Periódico Universal de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU).  

Comentarios