Países de la ONU cuestionan derechos humanos en México

martes, 22 de octubre de 2013
GINEBRA (apro).- El fuero militar, la protección a defensores de derechos humanos y periodistas, el feminicidio y la tortura son algunos de los temas en torno a los cuales Naciones Unidas cuestionará mañana al Estado mexicano en el marco del Examen Periódico Universal (EPU). Lo anterior se desprende de las preguntas públicas que por adelantado seis países (Países Bajos, Noruega, Eslovenia, Suecia, Reino Unido y Alemania) presentaron ya al Estado mexicano y que, a decir de los representantes de las organizaciones no gubernamentales mexicanas acá presentes, son temas cruciales dentro de la agenda de derechos humanos a las que el gobierno mexicano tiene que dar respuesta. “Nuestra expectativa se centra en que aquellos temas que hace cuatro años fueron rechazados como es la desaparición de la figura de arraigo y el fuero militar, sean nuevamente retomados como recomendaciones por los Estados y que México esta vez sí las acepte, porque además son los grandes temas de la agenda”, explicó en entrevista Daniel Joloy de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH). Y al menos dentro de los cuestionamientos presentados hasta el momento, destacan los relativos al fuero militar, tortura, protección a defensores de derechos humanos y periodistas y feminicidio. Noruega, Alemania y Reino Unido, por ejemplo, coinciden en preguntar sobre la reforma de la justicia militar y las estrategias para reducir la “impunidad” militar. Pregunta Noruega textualmente: “¿Cuándo reformará México el código de justicia militar conforme a los requisitos claramente establecidos tanto por la Suprema Corte de Justicia mexicana como por la Corte Interamericana a fin de asegurar que las violaciones a derechos humanos cometidas por miembros de las fuerzas armadas sean procesadas y juzgadas por  tribunales civiles en lugar de tribunales militares?”. En ese sentido,  Cristina Hardaga de la organización feminista internacional JASS- Asociadas por lo Justo señala que posterior a la primera evaluación del EPU del año 2009 vinieron las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que México haga las reformas al Código de Justicia Militar y desaparezca el fuero, con lo que “con estos antecedentes esta vez el gobierno mexicano no podría rechazar una recomendación de este tipo”. Además de lo relativo al fuero militar, Suecia planteó a México su preocupación por la tortura utilizada como método para forzar confesiones y declaraciones autoinculpatorias. Para ello citó las conclusiones adoptadas por el Comité contra la Tortura en su 49 periodo de sesiones de octubre de 2012 , en las que se expresa su preocupación por el “alarmante aumento en el uso de la tortura” durante los interrogatorios a detenidos por miembros de las fuerzas armadas y/o agencias de seguridad estatales en el curso de operaciones conjuntas para combatir a la delincuencia organizada.  Y en ese sentido, pregunta Suecia: ¿Qué medidas está tomando el gobierno para eliminar el uso de la tortura durante los interrogatorios? En otro cuestionamiento, el país nórdico alaba la creación de la Ley de Protección para Defensores de Derechos Humanos y Periodistas así como la reforma constitucional de 2012. “Ambos han sido dos logros significativos para fortalecer la protección de periodistas y la libertad de expresión en México. Sin embargo, la impunidad de crímenes contra periodistas sigue siendo un problema serio”. Y pregunta: Desde la implementación de la reforma constitucional en mayo de 2013 ¿cuántas investigaciones han llegado a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE)? y de ésos, ¿cuántos han sido asignados a un juez? ¿Cómo piensa el gobierno fortalecer la fiscalía especial para combatir la impunidad en caso de crímenes contra periodistas? En tanto, el Reino Unido, además de preguntar también por la protección a periodistas y defensores de DH, también aborda el tema de la desaparición y pregunta cuáles son los pasos que ha dado el gobierno mexicano para tipificar la desaparición forzada, además de pedir información respecto a los 27 mil casos de desaparecidos reconocidos por el gobierno y el acceso a la justicia de sus familiares. Asimismo, Noruega, Eslovenia y los Países Bajos plantearon como parte de sus cuestionamientos conocer “qué acciones están previstas hacer frente a la impunidad frente al feminicidio”. Holanda además se preocupa por el acceso efectivo de las mujeres a sus derechos sexuales, reproductivos e interrupción legal del embarazo. “¿Qué medidas se han adoptado para garantizar el ejercicio efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, especialmente en cuanto al acceso a la interrupción legal del embarazo? y, en este mismo rubro, ¿qué medidas se han adoptado para garantizar que las mujeres que lo han practicado (el aborto) no sean juzgadas o condenadas por ello?”, cuestiona. Será mañana miércoles 23 cuando el Estado mexicano se someterá a su segunda ronda del EPU y para acompañar el proceso hasta la sede del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas se desplazó una comitiva de cinco defensores de DH mexicanos. En un evento realizado en el Salón XXV del Palacio de las Naciones en Ginebra, los activistas plantearon ante medios de comunicación y delegados de distintos países su balance sobre el progreso y temas aún no resueltos en la agenda de Derechos Humanos del Estado mexicano. “Queremos reconocer el rol activo de la delegación mexicana en Ginebra y su compromiso por sacar adelante resoluciones de avanzada en la protección de la promoción de los derechos humanos. Pero también sabemos que para tener legitimación hay que predicar con el ejemplo y porque sabemos lo que México puede hacer por otros, queremos que también actúe al interior. Esta segunda revisión del EPU es la oportunidad para transformar las recomendaciones en acciones concretas”, señaló Cristina Hardaga de JASS. Sin embargo, de acuerdo con Daniel Joloy de la CMDPDH los avances no se encuentran a la altura de la realidad. “Sí se han dado avances pero en un contexto de tanta violencia en contra de los derechos humanos, parecen menores. La reforma constitucional en materia de amparo y derechos humanos, incluso la Ley de Protección a Defensores de DH y la decisión de la Suprema Corte de Justicia sobre el fuero militar son avances que reconocemos y que pudieran generar cambios importante en México, pero se requiere mucho más. El problema de México es que avanza en materia de leyes pero en muy pocas ocasiones ésta son implementadas”, dijo en entrevista.

Comentarios