Alerta sector automotriz sobre riesgos por reforma hacendaria

lunes, 7 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La industria automotriz padeció un septiembre negro con menores ventas y el temor de un incremento en las importaciones ilegales de vehículos en caso de que se apruebe la reforma hacendaria propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto. Según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la comercialización de automotores ligeros en el noveno mes del año se contrajo 2% con 78 mil 351 vehículos colocados, mil 609 menos respecto del mismo septiembre de 2012. De acuerdo con Guillermo Rosales Zárate, director ejecutivo de relaciones institucionales de la AMDA, “en septiembre se registró la segunda tasa negativa en lo que va del año, donde solamente tres de los siete segmentos que componen el mercado (camiones pesados, carros de usos múltiples y compactos) tuvieron avances”. En contraste, en el periodo enero-septiembre de 2013, la colocación de vehículos subió 7.6% con 755 mil 315 unidades, 53 mil 414 más en comparación al mismo periodo del año pasado. Pero no sólo la comercialización de los autos nuevos incrementó en los primeros nueve meses del año, también hicieron lo propio los vehículos importados usados, al sumar 424 mil 718 unidades, lo que equivale a 62.7% del total de ventas de vehículos nuevos. En este lapso la importación aumentó 52.3% respecto de enero-agosto de 2012, lo que representó 145 mil 771 unidades más. Pese a que las ventas de vehículos nuevos avanzan, la comercialización no alcanza los niveles anteriores a la crisis económica de 2009. Los números lo acreditan: Entre enero y septiembre de 2007 (año en que la industria automotriz tuvo sus mayores ventas) se comercializaron unas 778 mil 653 unidades; mientras que en el mismo periodo de este año se vendieron 755 mil 315 autos. La cifra en 2009 (año en que la economía se desplomó más de 6%) descendió a 530 mil 163 unidades. En otras palabras, la comercialización de automóviles entre 2009 y 2013 creció 33.9%; mientras que en el periodo 2007 y 2013 la tasa aún es negativa en 3%. En palabras de Guillermo Rosales, “cinco años después de iniciada la crisis el mercado interno no ha podido remontar ese impacto”. Y el panorama se ensombrece aún más, ya que la propuesta de reforma hacendaria del gobierno de Enrique Peña Nieto también incentiva a la informalidad, consideró la AMDA. “Dentro de este círculo de frenos al mercado interno, el incremento del IVA en cinco puntos porcentuales en la frontera sólo generará mayor informalidad” con la importación ilegal de automotores. La reforma hacendaria propone homologar la tasa del IVA en la zona fronteriza a 16%, cuando hasta ahora se mantiene en 11%. A la AMDA también le preocupan las modificaciones a la Ley Aduanera, en donde se plantea eliminar la obligatoriedad de contar con un agente aduanal en las importaciones. “Llevando esto a la importación de vehículos usados, está siendo un aliciente para la importación Estaríamos perdiendo uno de los escasos controles para que se aplique la regulación administrativa… Ya no habrá la participación de un agente aduanal para constatar que los documentos que se están presentando para la importación sean ciertos y validos”, señaló Rosales Zárate. No sólo eso, agregó, “estaríamos dando pie es a la participación de un grupo importante de coyotaje”.

Comentarios