Se descarta Cárdenas para encabezar el PRD

jueves, 21 de noviembre de 2013
OAXTEPEC, Mor. (apro).- Después de hacer un implacable diagnóstico sobre la conducta de las dirigencias perredistas, que han “apoyado el entreguismo y la reacción”, Cuauhtémoc Cárdenas se descartó para encabezar de nueva cuenta el PRD. En su discurso en el XIV Congreso Nacional del PRD, el llamado líder moral del perredismo estimó “que esta debe ser una oportunidad para otros. Debemos ir por la renovación”, aclaró para luego agradecer a quienes propusieron reformar los estatutos con el fin de que pudiera contender por el cargo. En respuesta, los delegados aplaudieron en señal de respaldo a la definición de Cárdenas Solórzano. “Quiero agradecerles que pueda contribuir a fortalecer la unidad y poder dar mejores resultados electorales. Es conveniente la reforma estatutaria para que los expresidentes podamos sostenernos en un cargo. La reforma conviene al PRD, es mi punto de vista, pero no creo en reformas con dedicatoria”, se desmarcó. Enseguida destacó que los tres actuales aspirantes, Marcelo Ebrard, Carlos Sotelo y Carlos Navarrete “son buenos candidatos” y, aunque al Proyecto de Nación del PRD “le falta mucho”, otro debe ir por la renovación del partido, acotó. Así, solicitó llevar a cabo una “elección ejemplar” en marzo próximo, cuando se defina a la nueva dirigencia del partido. Después de los gritos y abucheos contra Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD y la consecuente defensa de su corriente interna, Nueva Izquierda (NI), Cárdenas, como último orador del día, hizo un balance poco grato de la actual situación del partido. “Pensaba hacer referencia a la lucha en defensa del petróleo, pero considero preferible hacer conciencia en el congreso sobre la organización del partido en el corto y mediano plazos”, apuntó. Luego advirtió que si se formaliza una fractura interna, ésta tendría consecuencias graves e históricas. “Si nos dividimos, se perderá la representación y se corre el riesgo de que quede en manos de fuerzas que han venido trabajando por la división, apoyando al entreguismo y a la reacción”, fustigó. Además, alertó, “estamos en falta, unos por más y otros por menos, pero es responsabilidad de todos y de quienes hemos tenido y tienen responsabilidad en la dirección”, admitió. Cárdenas pidió claridad y firmeza en el partido para que pueda distinguirse de las principales fuerzas políticas. También exigió “no entrar en contradicciones” que él no comparte porque desacreditan al PRD, lo debilitan y confrontan a la base, además de que mermarían su representación popular y electoral. Para la renovación, pidió terminar con el “reparto de cuotas”, que se tenga libertad para integrar los equipos de dirección, pues “la gente que da la confianza a la dirigencia merece respeto. Las cuotas están matando al PRD. Las corrientes, llamadas de manera elegante expresiones políticas, defienden prebendas para dirigentes o migajas para la burocracia. Salgamos a unir fuerzas con la militancia”, arengó. El hijo del presidente Lázaro Cárdenas, quien en 1939 nacionalizó el petróleo, consideró necesario unir fuerzas en defensa de los energéticos. Puntualizó que el PRD no puede ser ajeno a todo lo que sea el rescate de la soberanía nacional, del campo, de la democracia sindical, revertir las reformas laboral y educativa. Sus propuestas generaron el aplauso del pleno. También pidió la ayuda de los delegados para juntar las firmas que fortalezcan la consulta contra la reforma energética del PRI y el presidente Enrique Peña Nieto. “Aceleremos el paso”, sentenció Cuauhtémoc Cárdenas.

Comentarios