Se mofa Graco de petición para que militares asuman vigilancia en Morelos

martes, 5 de noviembre de 2013
HUITZILAC, Mor. (apro).- El gobernador Graco Ramírez juzgó innecesario pedir la intervención de la Marina o del Ejército para atender la seguridad pública, como exigen el sector empresarial y los partidos políticos. Al poner en funcionamiento un segundo cuartel de la Policía Estatal en este municipio, Graco Ramírez se burló incluso de la exigencia. “No me explico por qué algunos quieren todavía que venga el Ejército, la Marina. También, quizá, porque tenemos el lago de Tequesquitengo”, ironizó el mandatario perredista. Entre quienes han exigido la intervención de las fuerzas castrenses y de la Policía Federal (PF) destaca la presidenta estatal del PAN, Norma Alicia Popoca, quien precisamente se encontraba en la inauguración del cuartel policiaco. Las organizaciones empresariales han convocado al mandatario estatal a que con humildad acepte que existen graves niveles de inseguridad y que es necesaria la intervención de la Federación a través de los militares. El gobernador respondió que no hace falta llamar a nadie, pues la estrategia de seguridad avanza con resultados. Sin embargo, aceptó que en un año han sido secuestradas y liberadas 136 víctimas del crimen. Además, presumió datos que dijo no son producto de la “especulación”, pues sostuvo que su gobierno en un año ha desmantelado 34 bandas de secuestradores, mismas que estaban integradas por 126 personas, las cuales ya están sujetas a proceso. Graco dijo entender la desesperación de muchos ciudadanos que quisieran que su gobierno hiciera en 18 meses en materia de seguridad lo que no hicieron otros en 18 años, pero, prometió, sin dar periodos fatales, bajar el número de secuestros en la entidad. Luego insistió en que su gobierno sí tiene una estrategia de seguridad. Muestra de ello, remarcó, son los dos cuarteles que se han construido, la adquisición de 200 patrullas; además, la colocación de mil 200 cámaras de video-vigilancia. Ahí mismo anunció que una empresa certificada por la Secretaría de Gobernación (Segob) inició en el municipio de Emiliano Zapata la construcción de un C-5, que estará homologado a la tecnología del Distrito Federal y del estado de Puebla. El nuevo cuartel de policía, localizado en la comunidad de Tres Marías, tendrá capacidad para un centenar de elementos. El cuartel se ubica justo en el lugar donde hace un año elementos de la PF atentaron contra una camioneta diplomática del gobierno de Estados Unidos, donde dos agentes de ese país y un elemento del Ejército resultaron lesionados mientras viajaban a bordo de una camioneta blindada, caso que hasta ahora no se ha aclarado. La zona es considerada insegura, ya que durante varios años, turistas y deportistas han sido víctimas de secuestro en ese lugar.

Comentarios