Consulta popular, única vía para resolver diferendos de la reforma energética: Ebrard

viernes, 8 de noviembre de 2013
MEXICALI, B.C. (apro).- La única manera para resolver diferendos sobre la reforma energética es la consulta popular, insistió el exjefe de Gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard al participar en el Sexto Congreso de Derecho IUS en el CETYS-Universidad. Ebrard criticó la postura de los partidos políticos ante las reformas presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto y advirtió que México atraviesa por un momento crucial donde las iniciativas presentadas en el Congreso de la Unión se tienen que analizar y debatir públicamente. “La Secretaria de Hacienda quiere que adoptemos la idea que México necesita de una reforma energética que solucionará todos los problemas como en su momento se nos vendió el Tratado de Libre Comercio”, expresó al tiempo de comentar que hasta 1970 el 70% de los contratos de riesgo en México estaban pactados para las empresas del exterior y los demás los ejercía Pemex. Al acto académico realizado en esta ciudad canceló su participación el senador petista Marco Antonio Blázquez por “asuntos personales”, aunque el anuncio de su participación provocó en la víspera molestia por su abstención en la votación de la reforma hacendaria aprobada en el Congreso de la Unión. “Yo creo que la mejor manera de resolver este diferendo es que haya una consulta nacional y que definitivamente haya un debate donde todos nos podamos informar de qué es lo que se propone y cómo se va a hacer”, dijo. En la conferencia “El futuro de México y la reforma energética”, Ebrard advirtió que la riqueza de las naciones en la actualidad depende esencialmente del conocimiento” por lo que urgió a aumentar aceleradamente el acceso a la educación superior. Señaló que la innovación es un factor importante para la competitividad y creación de oportunidades en México por lo que su futuro dependerá de la capacidad que tenga para innovar porque de no hacerlo “siempre vamos a estar funcionando en relación a los demás y en desventaja. Tenemos que cambiar esa forma de ver nuestro futuro” reiteró. Más que Petróleos Mexicanos, el perredista señaló que el monopolio más evidente y escandaloso del país son los partidos políticos porque se les protege y destinan grandes recursos económicos con la finalidad de permanecer en la vida política y criticó que se “les haya destinado más de 3 mil millones de pesos cuando no necesitan tanto dinero, lo mejor es que se les redujera hasta ocho veces”.

Comentarios