Entre protestas, cinco estados avalan reforma energética

viernes, 13 de diciembre de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- En medio de protestas y en una acción sin precedente, los Congresos de Chiapas, Querétaro, Veracruz, Estado de México y Durango encabezaron el aval –vía fast track-- a la reforma energética, que cede el petróleo a capitales nacional y extranjero. Para entrar en vigor la reforma debe contar con la aprobación de al menos 17 Congreso locales para que, en febrero próximo, arranque la discusión de la legislación secundaria y, a más tardar en agosto, se estén entregando a privados los primeros contratos de cesión de la renta petrolera. Luego de un debate de unas dos horas, los legisladores chiapanecos aprobaron con 32 votos a favor y cuatro en contra la minuta de proyecto de decreto por la que se reforman diversas disposiciones de la Carta Magna en materia de energía. La propuesta fue avalada por PRI, PVEM y PAN. Votaron y argumentaron en tribuna en contra las diputadas Alejandra Soriano Ruiz y Hortensia Zúñiga, de PRD; Sonia Catalina, del PT, y Roxana Gordillo, de Movimiento Ciudadano (MC). La diputada local Alejandra Soriano subió a tribuna portando una bandera nacional para argumentar en contra de la reforma energética. La legisladora dijo que con la reforma se busca entregar el petróleo al sector privado y con ello las utilidades de la renta petrolera. Luego advirtió que, como sucedió con la privatización de Telmex, cuando se prometieron mejores tarifas y servicio, la realidad es que su operación a la fecha es cara y deficiente. Fernando Castellanos, coordinador de la fracción del PVEM, aseveró que la reforma actualiza el sector energético, que se encuentra obsoleto y transforma a México para darle capacidad de resistir la recesión económica. "Nuestros recursos petroleros, nuestros yacimientos que estaban a flor de tierra, en aguas poco profundas, se están agotando, nuestras reservas tienen fecha de caducidad. Necesitamos de nuevas tecnologías para estar a la vanguardia en las aguas profundas, pero se necesitan miles de millones de dólares, los cuales Pemex no tiene", aseveró. Es por ello, abundo, que se requiere la presencia de inversionistas que lleguen a México a darle esa actualización, ese respiro al recurso petrolero y a las energías limpias. También habló a favor de la reforma el diputado Emilio Salazar Farías, del PVEM, quien cortó su intervención ante gritos y protestas de jóvenes que estaban en el recinto y quienes fueron retirados por personal de seguridad. El priista Noé Castañón subió el tono de su voz ante el grito de protestas de ciudadanos que atestiguaron la sesión. En tribuna, defendieron la reforma los diputados priistas Roberto Aquiles Aguilar, Blanca Ruth Esponda, Alma Rosa Simán y la panista Gloria Luna Ruiz. En tanto, en el exterior del Palacio Legislativo, un grupo de simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) protestó contra la nueva disposición en materia de energéticos. En Querétaro, la minuta entró por vía fast track a la Legislatura estatal para ser votada a favor por la mayoría de los diputados, pese a que el tema no estaba considerado inicialmente en el orden del día de la sesión. Militantes y simpatizantes de Morena efectuaron una protesta a puertas del Congreso, donde expresaron su repudio por el voto mayoritario de los diputados de PAN, PRI, Nueva Alianza (Panal) y el Partido Verde, mientras que los representantes de PRD y MC votaron en contra de la minuta. Policías estatales formaron vallas para impedir el acceso de los inconformes al recinto legislativo. Por la mañana comenzó a correr la voz a través de las redes sociales de que la minuta estaba siendo abordada en comisiones y ya había sido aprobada sin discusión alguna, por lo que ciudadanos llamaron a acudir al Congreso para impedir que fuera llevada al pleno, lo que finalmente ocurrió. Habían transcurrido menos de 12 horas luego de que el presidente de la Mesa Directiva, el priista Braulio Guerra, fue notificado vía correo electrónico de que el documento había sido remitido al Congreso estatal (recibió el mensaje a la una de la mañana), para que éste lo turnara a la Comisión de Puntos Constitucionales, que preside el diputado del MC, Marco Antonio de León Hernández. Fue en esta comisión, integrada por tres diputados del PRI y uno de MC, donde se decidió cambiar el orden del día y turnar la minuta con la reforma energética, ya dictaminada a favor, a pesar de que León Hernández votó en contra. De inmediato, el dictamen pasó a la sesión del pleno programada para el mediodía, donde los temas centrales originalmente eran los relacionados con el Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos del estado para el año venidero. En pocos minutos el dictamen fue aprobado por una mayoría de 23 legisladores y con el voto en contra de los diputados de izquierda. En Veracruz, también en medio de fuertes protestas y sin permitir un verdadero debate, la mayoría priista en el Congreso aprobó las reformas constitucionales en materia energética, con lo que se convirtió en la tercera entidad del país en respaldar los cambios impulsados por el presidente Enrique Peña Nieto. Grupos de perredistas y de Morena protagonizaron las protestas que lograron momentáneamente suspender la sesión, sin embargo, más tarde la presidenta de la Mesa Directiva, Ana Guadalupe Ingram, sometió a votación la minuta sin debate alguno. En menos de dos minutos, los legisladores emitieron su voto: 39 sufragios a favor, cero en contra y una abstención, todo ello en medio de un intento frustrado de grupos de inconformes por tomar la tribuna. Cerca de las seis de la tarde había iniciado la sesión ordinaria para discutir y aprobar la minuta, y pare ello se habían anotado ocho oradores, sin embargo, un grupo de simpatizantes de Morena logró reventar la sesión. Los inconformes realizaron una manifestación en el exterior de la sede del Legislativo, mientras otro grupo logró ingresar al salón donde a gritos exigió que no fuera aprobada la propuesta. "La patria no se vende, la patria no se vende", gritaban los inconformes mientras el diputado Fidel Robles, del PT, exponía su rechazo a la minuta. Los manifestantes lograron llegar a la tribuna, por lo que la presidenta de la Mesa Directiva, Ana Guadalupe Ingram, intentó callar al legislador petista. Sin embargo, Fidel Robles se negó, entonces le cerraron el micrófono y ordenaron leer el reglamento, en que se advertía que aquellos invitados que no guardaran compostura serían desalojados y entregados a las autoridades. El llamado de la priista fue infructuoso, por lo que se vio en la necesidad de decretar un receso, pero no tardó ni un minuto cuando regresó y, sin permitir debate, sometió a votación la reforma. En el Estado de México, en una sesión convocada de último minuto, los legisladores aprobaron la reforma con 57 votos a favor y 15 en contra. La minuta se avaló luego de una serie de argumentos en contra que emitieron diputados locales de PRD, PT y MC. Al igual que en otras entidades, la aprobación de la reforma energética estuvo enmarcada por protestas de simpatizantes de Morena, quienes a las afueras del Palacio Legislativo mexiquense repudiaron la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex). En Durango, los diputados aprobaron la minuta con 26 votos a favor y dos en contra, de PRD y PT, pese a que simpatizantes del sol azteca, enarbolando pancartas, se manifestaron dentro del recinto legislativo. (Con información de Verónica Espinosa)

Comentarios