Gordillo a diputados: reforma pone en riesgo laicismo y gratuidad de educación

miércoles, 13 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, demandó a los legisladores “acercamientos” que permitan la inclusión democrática al delinear políticas públicas tendientes a mejorar la calidad y equidad de la educación. En ese sentido, reiteró su decisión, voluntad y compromiso para participar de manera activa en la elaboración de un proyecto educativo que engrandezca a la sociedad y a los docentes, y con ello –dijo– a la nación. En una carta que envió a los diputados federales, donde expone diversos puntos relacionados con la reforma educativa, Gordillo dio un giro a las declaraciones que hizo la semana pasada, cuando mencionó que el gremio que dirige estaba con el presidente de la República, pero no con el Congreso. En la misiva con fecha 11 de febrero, enviada a los presidentes, vicepresidentes y secretarios de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, a los coordinadores de las fracciones parlamentarias, y a los presidentes y secretarios de las comisiones legislativas, la maestra señala que México ha iniciado una etapa de transformación para ofrecer respuestas eficaces a los grandes retos nacionales en el ámbito económico, social, político, educativo, científico, tecnológico y cultural. Y añade: “Los maestros y trabajadores de la educación, integrantes del SNTE, coincidimos con la urgencia de concretar aquellas reformas encaminadas a construir un país próspero, justo, democrático, incluyente y soberano”. Sin embargo, puntualiza, para lograr cambios de fondo es necesario fortalecer el Estado democrático, con la participación efectiva de los ciudadanos, en un diálogo responsable con todos los actores sociales y políticos. Ello, agrega, “conscientes de que el diseño, ejecución y evaluación de las políticas públicas o de las modificaciones legislativas, para que sean exitosas, requieren de un alto grado de legitimidad”. Junto con la carta hizo llegar el documento “¿Por qué luchamos?”, donde expone coincidencias, propuestas y riesgos de la reforma a los artículos 3 y 73 constitucionales aprobados por el Congreso de la Unión y la mayoría de los Congresos locales. Gordillo Morales aseguró que los diputados, en su compromiso como representantes populares, analizarán detalladamente la visión de una organización sindical “legítimamente constituida por ciudadanos cuya materia de trabajo es la educación pública, con pleno conocimiento de las debilidades y fortalezas del Sistema Educativo Nacional”. En dicho documento, que forma parte de la Jornada por la Escuela Pública y sus maestros, el SNTE asienta, entre otras cosas, que “ante la reforma a los artículos 3 y 73 de la Constitución, debemos señalar que se ponen en riesgo los principios de laicismo, gratuidad y obligatoriedad de la educación. Los maestros daremos ahora una lección cívica defendiendo la escuela pública y nuestros derechos como trabajadores”.

Comentarios