Televisa se autopremia en España

miércoles, 13 de febrero de 2013
MADRID (Proceso).- El 24 de enero el jurado del Premio de Periodismo Rey de España informó que Televisa fue galardonada en la categoría de televisión por la serie histórica El encanto del águila, producida por Bernardo y Leopoldo Gómez, vicepresidentes de la televisora. Este es el último de los esfuerzos de Televisa por conseguir un reconocimiento en el extranjero, luego de que su imagen se deterioró en México por la información divulgada por Proceso desde 2005 y luego confirmada por medios internacionales a lo largo de 2012, en el sentido de que el consorcio operó para promover a Enrique Peña Nieto en sus aspiraciones para alcanzar la Presidencia de la República. Antes habían realizado al menos dos intentos –ambos fallidos– para que la Organización Mundial de Teletones (Oritel) consiguiera el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, como confirmó el área de prensa de la Fundación que entrega esos galardones. En esta ocasión consiguió el premio de periodismo para una serie de televisión que recrea pasajes históricos ocurridos en México entre 1910 y 1928, dirigida por Pedro Torres, propietario de la productora de contenidos televisivos El Mall, donde se urdió la estrategia mediática de la campaña de Peña Nieto. El Premio Rey de España lo otorgan de manera conjunta la estatal agencia de noticias EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Será entregado en la sede de la Casa de América, en la capital española, por el rey Juan Carlos en una fecha aún por determinar. El jurado fue presidido por José Antonio Vera, presidente de la agencia EFE, y lo integraron los periodistas españoles Luis María Ansón, Pilar Cernuda y Alberto Peláez, la portuguesa Rosa Veloso y el chileno John Müller. El premio a Televisa lo sancionó un jurado en el que dos de sus miembros están íntimamente ligados a la televisora: Alberto Peláez es su corresponsal en España y José María Ansón, durante los noventa, fungió como representante de Emilio El Tigre Azcárraga Milmo y como presidente de Televisa España en la fallida aventura de crear una plataforma digital en ese país. En su libro El negocio de la libertad, el periodista Jesús Cacho documentó la participación de Ansón como representante del Tigre Azcárraga en una trama impulsada desde el gobierno de José María Aznar para comprar los derechos de transmisión del futbol español e impulsar una plataforma de televisión digital que compitiera con el Grupo Prisa, de Jesús Polanco. “En el viejo pleito de José María Aznar con Jesús Polanco, el poderoso empresario dueño del Grupo Prisa –editor de El País–, el presidente de España presionó a su amigo de los años de escuela, Juan Villalonga, presidente de Telefónica, para que adquiriera los derechos de transmisión del futbol español que ofrecía Antonio Asensio, a la sazón dueño del Grupo Zeta y de Antena 3”. Esos derechos acabaron –por engaño de Asensio a Aznar– en manos de Polanco, lo cual provocó “el enojo de Aznar”, expuso el periodista. Y añadió: “Entonces, entró en escena José María Ansón, representante de Televisa, quien a nombre de Emilio Azcárraga El Tigre, le ofreció a Asensio 200 millones de dólares por los derechos del futbol español. “El dueño de la cadena mexicana, Emilio Azcárraga, era un hombre devorado por una obsesión que nunca llegaría a ver hecha realidad, pues la muerte le privó de su victoria cuando la meta estaba ya al alcance de su mano: Estar presente en España, hacer televisión en España, triunfar en España de la mano de su Televisa. Varias veces lo había intentado y otras tantas se topó con la oposición de Jesús Polanco y Felipe González. España se había convertido en el permanente objeto del Tigre Azcárraga.” El autor recordó que Azcárraga envió “gestos inmediatos hacia el líder del PP justo en el momento en que el nuevo gobierno se estaba planteando la posibilidad de lanzar una plataforma de televisión digital que oponer a la de Polanco”. Azcárraga ofreció a Aznar abrir sus plataformas a Televisión Española (TVE) en México, Estados Unidos, Argentina y Chile a cambio de que le abrieran la puerta en España. Pero El Tigre murió y se frustró el proyecto.   Televisa no pudo   Para lograr su propósito de que el Teletón fuera considerado para recibir el Premio Príncipe de Asturias en 2011 y 2012, el fundador del Teletón y presidente de Oritel, Mario Kreutzberger, Don Francisco, y su socio Emilio Azcárraga Jean desplegaron una campaña para conseguir apoyos políticos. Gastón Melo Medina, asesor de Azcárraga Jean, se desplazó desde París para emprender aquí un cabildeo a fin de conseguir los apoyos para la premiación de 2011. Lo intentó con el titular de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias. El prestigio de Melo mermó tras los escándalos en que se vio implicado. Como coordinador ejecutivo de la Cumbre Tajín 2001 fue cuestionado por la deficiente organización del evento, que no enfatizó la riqueza arqueológica de la zona y porque durante los preparativos se derrumbaron las gradas, con saldo de tres muertos. Por este accidente fueron acusados directivos de una empresa de andamios (Proceso 1273). Por si fuera poco, Melo tuvo un polémico papel como director general del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007. Pese a que los diputados locales documentaron millonarios desvíos de recursos, fue absuelto (Proceso 1607 y 1608). Diplomáticos que conocen los pormenores del encuentro de Melo con Enrique Iglesias relatan a este semanario que el asesor del presidente de Televisa pidió al diplomático uruguayo que avalara a la organización Teletón durante su registro ante la Fundación Príncipe de Asturias. Iglesias, expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo, advirtió que si bien la labor del Teletón podría ser encomiable, por ser una entidad que busca mejorar la calidad de vida y atención de los discapacitados, no lo avalaría. Argumentó que por su calidad de representante de una entidad cuya atribución es la vertebración de la vida institucional iberoamericana y es responsable de organizar las cumbres iberoamericanas, le era imposible apoyar a una organización de la que no conocía todos los pormenores. Explicó que podría apoyar a una personalidad, pero no a una organización con esas características. Con el respaldo del despacho de consultoría de estrategias políticas OstosSolá, que preside Antonio Solá –estratega de Felipe Calderón y Josefina Vázquez Mota–, su socia Gloria Ostos trató de conseguir el apoyo de la embajada mexicana en España durante la gestión de Jorge Zermeño, pero no encontró eco, según confirmó una fuente diplomática. En el informe Progreso Pacto Mundial 2009 que elaboró OstosSolá se indica que Solá es “patrono de la Fundación Teletón (entidad pionera y líder en rehabilitación infantil y juvenil) y colabora en la entidad divulgando su labor”. También destaca que ayudó a la implantación del Teletón en España. En el informe correspondiente a 2011 se resalta la participación del despacho en la promoción del Teletón. También se documentó que organizó el Teletón España. El corresponsal solicitó una entrevista a Gloria Ostos para preguntarle acerca de sus gestiones a fin de que el Teletón recibiera el premio. No respondió.   “Bien y de buenas”   El 24 de enero, al informar que Televisa ganó el Premio de Periodismo Rey de España, Joaquín López Dóriga, conductor del noticiario estelar del consorcio, dijo que con ese galardón “estamos bien y de buenas”. La nota informativa destacó la declaración del director de EFE, José Antonio Vera, que equiparaba este premio a “los Pulitzer de Latinoamérica”. Agregó que El encanto del águila recibió el galardón “por su cuidada realización”. La información incluye una entrevista con Luis María Ansón, exdirector del diario ABC y periodista con raigambre en el pensamiento monárquico, quien destacó que “es un trabajo con una documentación exhaustiva y a la vez tiene la calidad de ser muy objetivo, muy desapasionado, muy ecuánime, cosa que desde el punto de vista español” es muy importante. Apuntó que “la capacidad de Televisa para hacer este tipo de trabajos periodísticos e históricos refleja el buen espíritu que tiene el consorcio para afrontar estos temas”. En la trigésima versión del premio compitieron más de 240 aspirantes de 19 países en las modalidades de prensa, radio, televisión, fotografía y periodismo digital, difundió EFE. López Dóriga recordó que El encanto del águila ganó recientemente los premios Ondas, que otorga la barcelonesa Cadena Ser.

Comentarios