Se deslinda alcalde de Tixtla de su hermano, acusado de narco

miércoles, 20 de marzo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El alcalde de Tixtla, Gustavo Alcaraz Abarca, se deslindó de las acusaciones contra su hermano José Luis La Gringa, señalado por habitantes y autoridades comunitarias de ser el jefe de la plaza local de la delincuencia organizada. “Conozco a mi hermano y sé que él se dedica a los negocios, tiene una refaccionaria y le gustan los gallos, pero yo no puedo decir si es o no es (delincuente), eso es un tema muy delicado”, señaló el presidente municipal al concluir una reunión de alcaldes perredistas, quienes acordaron solicitar una prórroga al gobernador Ángel Aguirre Rivero para aprobar el Mando Único Estatal. “Me gustaría que lo cite la Procuraduría (General de Justicia del estado) y, si es culpable en algo, que sea la autoridad competente quien lo juzgue”, añadió Alcaraz Abarca. Subrayó: “A mí me conoce la ciudadanía, pueden opinar sobre mi persona, (pero) yo no puedo decir lo que haga mi hermano o mi hermana; (sobre) sus actividades no puedo decir y no tengo más que el contacto de una reunión familiar y es la única relación que tenemos”. La declaración del alcalde de Tixtla sobre las imputaciones contra su hermano se da un día después de que Pastor Coctecón, comisario de la comunidad indígena de Acatempa –una de las localidades donde surgió un grupo de autodefensa para enfrentar a la delincuencia–, hizo un llamado a los criminales. “Sabemos quiénes son los que trabajan (criminales); sabemos quiénes son su familia, así que es mejor que guarden su distancia y que no se metan con el pueblo, porque estamos preparados para responder ante cualquier sorpresa”, dijo ayer Coctecón. El comisario de Acatempa también denunció que en los últimos días han detectado a informantes al servicio de los grupos delincuenciales, conocidos como “halcones”, quienes realizan acciones para conocer las actividades del grupo de autodefensa adherido a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC). Y advirtió al grupo delincuencial que opera en Tixtla que “haga su trabajo en otro lado” y se abstenga de “meterse” con la policía comunitaria de Acatempa. Asimismo, señaló que durante una vista que hizo el alcalde perredista a la comunidad le dijeron que trabajarán coordinadamente con el municipio, “pero que no se metan con nosotros”. De igual manera, sostuvo que ellos han informado a jefes militares del 41 Batallón de Infantería, con sede en esta capital, sobre las personas que integran el grupo criminal que opera en Tixtla, pero hasta el momento el Ejército no ha actuado.