Guerrero: arraigan a exmando y 12 policías por crimen de líder de autodefensa

sábado, 30 de marzo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- El exdirector de Seguridad Pública del municipio de Juan R. Escudero, Óscar Ulises Valle García El Junior y los 12 policías municipales, detenidos por un grupo de autodefensa este martes 26, se encuentran arraigados por su presunta participación en la ejecución del comandante del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, Guadalupe Quiñones Carvajal. En tanto que los seis civiles, también detenidos por la autodefensa de la Costa Chica, fueron consignados ante un juez de primera instancia y recluidos en el penal capitalino por el delito de posesión de droga con fines de venta al narcomenudeo, informaron fuentes oficiales. La madrugada del pasado martes, más de dos mil policías comunitarios adheridos a la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), irrumpieron en el poblado de Tierra Colorada, cabecera municipal de Juan R. Escudero, tras la ejecución de uno de sus comandantes registrada un día antes. Los civiles armados integrantes del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, prácticamente desplazaron a las autoridades locales, a quienes acusaron de estar involucradas con la delincuencia organizada y asumieron el control de la seguridad pública de este lugar ubicado en los límites de las regiones Centro y Costa Chica. Durante la toma de Tierra Colorada, el grupo de autodefensa -surgido a principios de enero en los municipios vecinos de Ayutla y Tecoanapa para confrontar directamente a la delincuencia ante la omisión gubernamental- detuvo a 19 personas, entre ellas seis civiles que presuntamente se dedicaban a vender droga; así como a 12 policías municipales y al director de la corporación, acusados de participar en el asesinato del miembro de la UPOEG. Los inculpados fueron entregados a las autoridades ministeriales, quienes determinaron solicitar la medida de arraigo para el exdirector de Seguridad Pública de Juan R. Escudero, Oscar Valle El Junior y los 12 policías municipales, la cual fue otorgada este viernes por un juez de primera instancia. El Junior es acusado de ser autor intelectual del crimen del comandante de la autodefensa de la UPOEG y el resto de los uniformados como cómplices de este crimen y con ello, sólo hace falta detener a los autores materiales para esclarecer el crimen, indicaron las fuentes oficiales consultadas por Proceso. Mientras que los seis civiles, quienes fueron detenidos por la autodefensa al interior de un domicilio en Tierra Colorada, donde decomisaron poco más de un kilo de marihuana, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común adscrito al Centro de Operaciones Estratégicas (COE) de esta capital, antes conocida como Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo UMAN. Debido a que la cantidad de droga decomisada no rebasa los cinco kilos, el ministerio público consignó el caso a un juez de primera instancia, quienes ahora están obligados a conocer y sancionar delitos relacionados con el narcomenudeo. Por ello, los inculpados fueron recluidos en el penal capitalino desde este viernes. Hasta el momento, se mantienen grupos de la autodefensa de la UPOEG en la cabecera municipal de Juan R. Escudero donde se mantendrán “hasta restablecer el orden y regresarle la dignidad a la población”, arrebatada por la delincuencia, ha señalado el dirigente de este movimiento armado, Bruno Plácido Valerio.

Comentarios