Joven con discapacidad intelectual reclama sus derechos ante la Corte

miércoles, 3 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Un joven de 24 años, diagnosticado con síndrome de Asperger –una forma de autismo que dificulta la interacción social– solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quitarle el estado de interdicción, el cual le impide ejercer sus derechos jurídicos, civiles y políticos por su propia cuenta. En una entrevista con CNN México, Ricardo Adair Coronel Robles dijo que pretende cambiar el procedimiento de protección por el de inclusión para tomar sus propias decisiones, y que el gobierno y la sociedad vean de manera diferente a las personas con discapacidad. Originario del Distrito Federal, actualmente Ricardo Adair está bajo la tutela de sus padres debido a que hace cinco años un juez de lo familiar determinó que supuestamente no tenía la capacidad de ejercer sus derechos civiles o actuar en sociedad, explicó su abogado Andrés Aguinaco Gómez-Mont. Dijo que los papás solicitaron dicho estado para proteger a su hijo luego de que éste cumplió la mayoría de edad. Sin embargo, Leticia Robles, madre de Ricardo, señaló que después de que ella y su esposo acudieron a asociaciones que ayudan a personas con discapacidad intelectual, comprendieron que el estado de interdicción limitaría a su hijo en la toma de decisiones, por lo que en julio de 2012 emprendieron el proceso legal para eliminar dicha declaratoria. Robles explicó a CNN México que la familia ha cambiado la actitud de querer sobreproteger al joven; ahora, en cambio, buscan que él tome sus propias decisiones, ya que cuando eso ocurre se le ve más motivado. Recordó que al nacer Ricardo fue diagnosticado erróneamente con retraso mental, pero conforme crecía, comentó, mostraba aptitudes que no coincidían con lo que los médicos dictaminaron. Mencionó que su hijo tenía excelente memoria, le gustaba la geografía, recordaba nombres de capitales, banderas, números de teléfonos. Añadió que cuando les dieron el diagnóstico correcto, como padres “les cayeron muchos veintes”. El portal noticioso detalla, citando al especialista Pierluigi Mancini, que quienes padecen el síndrome de Asperger poseen una alta capacidad de aprendizaje, una inteligencia superior, a la vez que son personas que no actúan de manera cómoda en situaciones sociales. A pesar de todas las dificultades que ha enfrentado, Ricardo estudió en escuelas regulares y se graduó como técnico en alimentos y bebidas. Además, hizo un diplomado dirigido a personas con discapacidad; actualmente labora como becario en el módulo de información del museo Soumaya, en el Distrito Federal. En la entrevista con CNN México, Ricardo cuenta que le gusta viajar y buscar en Internet información sobre estadísticas deportivas, sobre enfermedades, datos de historia, geografía y fenómenos climatológicos. Dijo que si la Corte le concede la plenitud de sus derechos, lo que más le gustaría hacer es conducir su propio automóvil para poder trasladarse al trabajo. El abogado Andrés Aguinaco Gómez-Mont dijo que el caso de Ricardo es el primero de este tipo que llega ante la Suprema Corte, y destacó que la trascendencia del juicio radica en el alcance que podría tener para quienes viven en estado de interdicción. Durante la primera semana de abril la Corte podría turnar el caso a uno de los magistrados para que elabore la ponencia y sea sometida a consideración del pleno. Aguinaco Gómez-Mont indicó que además de reclamar sus derechos, también se pide que se otorguen a Ricardo las garantías necesarias para que pueda ejercerlos. “Reconocemos que Ricardo tiene una discapacidad intelectual y para interactuar en una sociedad necesita ayuda, necesita mecanismos y salvaguardas para que pueda tomar sus decisiones”, afirmó.

Comentarios