Pemex y empresa japonesa construirán un gasoducto

martes, 9 de abril de 2013
México, D.F., apro).- Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció este martes la construcción del gasoducto Tucson-Sásabe, para importar 770 millones de pies cúbicos diarios de gas producido en Estados Unidos. En la obra, para la cual se invertirán 460 millones de dólares, participará la empresa japonesa Mitsui Corporation ltd, compañía con la cual Pemex firmó un memorándum de entendimiento y cooperación. De acuerdo con información difundida por la agencia Notimex, el director general de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin, aseguró que el proyecto tiene como objetivo principal abaratar la energía y con ello hacer más competitivo y rentable el financiamiento en México, además de que, aseguró, abrirá oportunidades de inversión y empleo a lo largo del gasoducto. Es un proyecto en el que también participará una tercera empresa que por motivos de confidencialidad no se puede revelar todavía, indicó Lozoya. El director de Pemex especificó que la construcción el gasoducto, que correrá de Tucson hasta Mazatlán, disminuirá considerablemente el precio de importación de gas, porque Estados Unidos es el país con el precio más bajo del mercado en el mundo. El funcionario federal indicó que para cubrir el déficit de gas en México actualmente, la importación se realiza tanto de Perú como de Trinidad y Tobago, por lo que los costos aumentan considerablemente. "La diferencia de precios es importante, el gas hoy en día estaba en el orden de cuatro dólares por unidad BTU (unidad de medida de energía British Thermal Unit) en Estados Unidos, mientras que en Asia, que es el precio que México está importando, ronda en eso de los 18 dólares", dijo. "Es decir, cuando el proyecto del gasoducto Tucson-Sásabe y el de Los Ramones se concrete, el precio del gas y de la energía que México estará consumiendo será mucho menor", afirmó Lozoya Austin, quien admitió que el gobierno de Enrique Peña Nieto heredó el problema de la falta de infraestructura en materia de gasoductos. Informó que actualmente el gasoducto Los Ramones es el proyecto principal de Pemex para la importación desde Estados Unidos, mismo que deberá estar terminado para 2014. Sin embargo, advirtió que los beneficios tangibles en la economía doméstica no podrán darse en tanto no se concrete una reforma energética. Explicó que la importación de gas hoy en día ronda entre el 10 y 15% del consumo nacional, por ello, para que realmente tenga un impacto "en las casas, en los hogares y en la industria nacional, tendríamos que producir mucho más gas a estos precios y esto sólo se logra con una reforma energética", apuntó.

Comentarios