Dice Fox que Verde y Panal son 'franquicias personales'... y su hijastro es diputado aliancista

sábado, 11 de mayo de 2013
SAN CRISTÓBAL, Gto. (proceso.com.mx).- El expresidente Vicente Fox Quesada calificó como “franquicias personales” a los partidos Verde Ecologista y Nueva Alianza. Sin embargo, este último partido cobija a su hijastro Fernando Bribiesca Sahagún, quien es diputado federal. Fox azuzó a Enrique Peña Nieto “para que termine lo que empezó” con la detención de Elba Esther Gordillo e impulse la transparencia y la rendición de cuentas de partidos políticos y líderes sindicales que, destacó, también se adueñan de los sindicatos. Aunque se negó en todo momento a dar nombres, el exmandatario fue interrogado sobre las acciones en contra de Gordillo y lo que tendría que pasar con otros líderes como Carlos Romero Deschamps, dirigente del sindicato petrolero. “Es obvio que el Partido Verde Ecologista (PVEM) es una franquicia personal, que el Panal fue una franquicia personal; que partidos políticos, al igual que sindicatos, parecen propiedad de estos personajes… no daré nombres, todos, no hay que buscar la paja en el ojo ajeno, hay que seguir adelante con lo que ya se inició”, afirmó de manera textual y sin referirse nunca al hecho de que el hijo de su mujer Martha Sahagún, Fernando Bribiesca Sahagún, es legislador en San Lázaro por Nueva Alianza. Fox acudió hoy a inaugurar la segunda edición del torneo de beisbol con equipos de San Cristóbal y otras comunidades de San Francisco del Rincón, municipio al que pertenece la comunidad donde se sitúa la exhacienda de San Cristóbal y el Centro Fox. En charla con la prensa, se le preguntó sobre el Pacto por México. “Peña Nieto tiene que seguir tejiendo fino, los partidos políticos participantes tienen que cumplir sus compromisos”, señaló. Agregó que espera que con estos acuerdos –de cumplirse– el país pueda pasar “de una democracia de conflictos a una democracia que construye unidad en el país”. Y todavía más. Fox, quien en su paso por Los Pinos no abandonó los programas sociales creados por el PRI como Solidaridad –a los que sólo les cambió el nombre–, se dijo a favor de combatir el hambre de una manera distinta a lo que ahora realiza el gobierno de Peña Nieto a través de la Cruzada contra el Hambre. Éste y otros programas, afirmó, son parte de las actitudes paternalistas, populistas, que sirven para buscar el voto y violar la ley, y no para resolver el problema de la pobreza. “A una familia pobre, una persona pobre, le va ir mucho mejor si le damos un empleo y si le damos acceso a la escuela, al estudio y a la salud, eso es mucho mejor que programas de subsidios que después se prostituyen, se corrompen y acaban, inclusive, quitándole la iniciativa, quitando la fuerza de la propia persona y de la familia pobre, que se vuelven conchudos” Enseguida, a pregunta expresa exhortó a Peña Nieto “a que termine lo que empezó”, en clara alusión a la aprehensión de la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, una de las principales aliadas del sexenio de Fox y de su mujer Martha Sahagún, algo de lo que Fox no habla. El exmandatario insistió en que deben transparentarse los recursos públicos destinados a los sindicatos, así como a los partidos políticos, esto último “todavía más importante”, dijo. “Me parece que hay más dispendios de recurso que directamente da el gobierno federal a los partidos políticos, que hay total oscuridad, total falta de transparencia”, aseveró. Según Fox –en palabras que parecen dirigidas al PAN, partido del que defenestró después de la elección presidencial de julio pasado– hay partidos que son muy buenos viendo la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio. “Hace falta en partidos, sindicatos, una total transparencia y rendición de cuentas… insisto, lo que se empezó tiene que seguir adelante, forzando las cosas, para que este país tenga confianza en estas instituciones”.  

Comentarios