Expareja acusa nuevamente a Góngora de usar sus influencias para arrebatarle a sus hijos

miércoles, 29 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Ana María Orozco, expareja del expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Genaro Góngora Pimentel, acusó al jurista de nuevamente usar sus influencias para arrebatarle a los hijos que ambos procrearon. En entrevista con MVS Noticias, Orozco declaró que, gracias la intervención de Góngora, la cuarta Sala de lo Familiar solicitó un estudio para analizar si Ana María Orozco maltrató a sus hijos, David y Ulises. El fin de ese estudio, aseguró, es que transcurra tiempo en el juicio y se concluya finalmente que maltrató a sus hijos, para que así pierda su custodia. Este peritaje fue solicitado justo después de que Góngora enviara una carta a la periodista Carmen Aristegui en la que se disculpaba con su expareja y aceptara que “me dejé llevar por mis emociones”. La mujer advirtió que teme ser víctima de una condena injusta por hasta once años de cárcel, sin derecho a fianza, después de que puso a su nombre una casa que Góngora dejó a los dos niños.

Comentarios